Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2010.

ESE ENTIERRO DE LUIS IBARRA RIOS (1940-1963)

Por: Bernot Berry Martínez

 

     Aunque aquello sucedió hace más de 42 años, aún mantengo en mi mente nítidas imágenes de aquel triste anochecer cuando la multitud llegaba al viejo cementerio de Villa Providencia con el cadáver del valeroso guerrillero, quien había caído junto a Rafael Faxas Canto (‘Pipe’), Adolfo Pérez Sánchez, José Padua Falet, Juan María Candelario (‘Naño’o Ñaño) y Roberto Hernández, en ‘La Berrenda’, loma de Miches, el 15 de diciembre de 1963, pertenecientes todos al Frente “Mauricio Báez”. Tal vez me acuerdo de esas escenas a consecuencia de que indignado e impotente me hallaba escudriñando los senderos del cosmos, reconociendo que intentaba en tan lamentable ocasión de encontrar alguna explicación lógica por la cual tantas valiosas vidas se pierden por socorrer al sufrido y engañado pueblo dominicano --igualmente los de Latinoamérica, también los del mundo--, en tanto los malévolos rufianes, ésos deshonrosos enemigos del progreso cultural y económico de la humanidad, asesinos de atalayadores ruiseñores, respetados por inmorales ciudadanos, cuando regularmente se mueren de viejos, ricos e influyentes, al poco tiempo sus nefastos compinches --tránsfugas de  la peor casta-- se  ponen a efectuar diligencias para que nuestras calles lleven sus odiosos nombres. 

     Son muchos los que creen que esos cadáveres de Luis Ibarra Ríos y de Adolfo Pérez Sánchez fueron traídos juntos a Macorís. Pero no aconteció así. El de Ibarra Ríos fue primero, el de Pérez Sánchez unos días después. ¿Quiénes fueron quienes los trajeron? El de Luis lo hizo en una ambulancia don Elías Bobadilla Rejinco, audaz y decidido dirigente regional del 14 de Junio, cuyo lema es “a la patria no se le pasa factura”, pasando riesgosas vicisitudes con guardias y labriegos, de acuerdo a confesiones suyas para conmigo, afirmándome que eso acaeció el 17 de diciembre, dos días después de la muerte del combatiente, llegando al pueblo a eso de las seis y pico, deteniendo el vehículo en una vivienda de la Avenida Independencia, la #90, en la cual habitaban parientes cercanos del fallecido. Me explicó que como lo buscaban ciertos individuos con fines de asesinarle, buscó protección por otro lugar, no pudiendo asistir al culto religioso celebrado en la iglesia San Pedro Apóstol como tampoco al cementerio de Villa Providencia, en donde lo sepultaron con la asistencia de numerosos dolientes. En cambio, la viuda del mártir Adolfo Pérez Sánchez (1924-1963, de 39 años y seis meses, nacido coincidencialmente un 14 de Junio, quizás el de mayor edad de los caídos en aquellos frentes de ‘Las Manaclas’, ‘La Horna’, ‘La Berrenda’, ‘Bahoruco’ y ‘El Limón’), me afirmó que el cadáver de su esposo lo trajo a Macorís el Sr. Rafael  Santini (‘Fello’), un día que no recuerda bien, entre el 19 ó 20 de diciembre, y debido a que estaba bastante descompuesto lo quemaron para bajarlo, “trayendo ‘Fello’ los restos para sepultarlos en el antiguo cementerio durante un anochecer”... Noto que sus ojos se ponen más entristecidos de como siempre deben de hallarse. Intuyo que ya no pueden llorar más: lo han hecho demasiado. Por tanto, pensando que no debo continuar molestándola con preguntas que le deben traer tristísimos recuerdos, me despido, ya he venido tres veces, y mientras voy caminando estoy tratando de acordarme del entierro del maestro-oficinista, quien fue empleado de Rentas Internas y de la Cédula Personal, delgado, altísimo, muy amigable, amable, de sonrisa franca, que sin formación militar, con poca visión ya que usaba lentes de vidrios muy gruesos, con varios hijos pequeños, nos sorprendió cuando conocimos que formaba parte del Frente “Mauricio Báez”. Sin embargo, debemos reconocer --y tal vez podría ser la causa principal de su participación en la Guerrilla-- que Adolfo se encontraba altamente enamorado de ese noble ideal, como era la de combatir para que los golpistas volvieran a poner al profesor Bosch en el poder, igualmente la Constitución de 1963. Y por eso él se fue a las montañas. Y aunque trataron de que no fuera por distintos medios, incluyendo razonamiento personal, nada impidió que se fuera al encuentro con la dignidad auroral.

     Recuerdo que ambos sepelios fueron parecidos. Acontecieron en el anochecer. La Bandera Nacional y la del Movimiento 14 de Junio cubrieron sus féretros. Se cantó el himno de la Agrupación verdinegra. Semejante fue el dolor de quienes acudimos. Han pasado muchos años. Casi nadie ya se acuerda. Existen variadas confusiones. Es que sucedieron en un lapso conflictivo, de luchas y muertes, de vigilancia constante, de hogares allanados y humillados, encarcelaciones, deportaciones,... En fin, no existe algo más lastimoso que el fracaso por un prototipo. Trae hondas frustraciones. Es por eso que en Dominicana quedó una decaída generación, la cual ya va desapareciendo, aunque de ella son muchos quienes afirman, meditando en aquel abatido pasado, que preciso era haber tenido un encuentro con alguna bala asesina en profunda cañada, que vivir sin decoro y honor, en esta absurda y asfixiante realidad.

     Debido a que no pude averiguar los nombres de quienes pronunciaron los panegíricos ante los respectivos féretros de Luis Ibarra y Adolfo Pérez para ponerlos en este decoroso trabajo, con sinceridad pido disculpas. Parece que el tiempo se tragó sus apelativos. En aquel entonces yo laboraba en Melazas Dominicanas. Vivía en la calle Sánchez 91. Estaba esperando a unos jóvenes de Miramar con los cuales acordamos ir al entierro de Luis Ibarra (al de Pérez Sánchez acudí con el amigo Vinicio Castillo), y porque llegaron un poco tarde no pudimos concurrir a la ceremonia católica, uniéndonos al cortejo fúnebre cuando ya se encontraba próximo al viejo camposanto.      

     Con el dolor desgarrándonos las entrañas fuimos adentrándonos en la consternada muchedumbre. El gentío poseía enorme silencio. Eran momentos de solemnidad, de vasta pena, de unión familiar y amistad y compañerismo. Fue algo que lo llevo muy dentro, sintiéndolo hacerse más pesado con el paso de los años. Contemplé a mujeres y muchachas lloriqueando, adultos apretando sus puños, a jóvenes caminando con los brazos enganchados.                                                                                                                                             

    Mientras andaba con la energía de la juventud, por mi mente pasaron importantes acontecimientos históricos, todos relacionados al bienestar de la humanidad. Entre tales eventos me acordé del originado por el admirable Espartaco (en ese tiempo estaba de moda el filme “Espartaco”, protagonizado por Richard Douglas), aquel líder que con titánica lucha estremeció los cimientos del Imperio Romano, solamente por lograr el sueño dorado de que los esclavos vivieran en libertad. Igualmente memoricé los intensos padecimientos del Galileo de Palestina, el santo varón de paz y amor sacrificado por los sacerdotes judíos a morir en la cruz por sólo predicar que se amaran los unos a los otros... Empero, ahora, vaya que sí, me estoy poniendo a pensar en ese heroico proyecto de los Frentes Guerrilleros del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, honroso intento por restaurar el gobierno del profesor Juan Bosch, destituido el 25 de septiembre 1963 por siniestras fuerzas del mal cuando apenas llevaba cerca de siete meses en el poder constitucional, asegurándose que lo derrocaron porque era un hombre de luces, con liberal ensayo democrático que tal vez alumbraría la tenebrosidad en la cual aún cohabita nuestro pueblo.      

    Aquellos Frentes de Guerrilla estaban dirigidos por Manuel Tavárez Justo, incorruptible guía del 14 de Junio, valeroso ciudadano comprometido en subir a las cordilleras para defender la presidencia de Bosch si los mandos cavernarios lo derrumbaran. Y Manolo Tavárez  Justo, de 31 años, cumplió cuanto prometió en esa grandiosa manifestación catorcista en el Parque Independencia, cuando sentenció con su enorme elocuencia, que “el 14 de Junio mantendrá la lucha en la forma precaria en que hasta ahora le ha sido posible, mientras no se obtenga otra alternativa, pero óiganlo bien los señores de la reacción... el 14 de Junio sabe dónde están las escarpadas montañas de Quisqueya... y a ellas iremos, siguiendo el ejemplo y para realizar la obra de los héroes de Junio del 1959... y encenderemos la antorcha de la libertad, la justicia social, bajo el lema de los héroes de la raza inmortal: Libertad o Muerte”.    

     Y Manolo murió en Las Manaclas. Ejecutó con creces su empeñada palabra delante del Altar de la Patria. Por eso soy de quienes sostienen que no tenía otra opción. Él era un romántico de inmensa pasión revolucionaria. Y quizá por eso se ilusionó en que la población respaldaría el levantamiento guerrillero. No obstante, el pueblo no lo hizo porque todavía no se hallaba maduro para semejante acción, viniéndolo a efectuar un año y meses después, abril 1965, al apoyar plenamente a los constitucionalistas por el retorno de Bosch a la dirección republicana (la mayoría de los comandos revolucionarios estaban dirigidos por la organización catorcista), insurrección que logró malograr Norteamérica con nueva intervención armada, subiendo otra vez al poder político el Dr. Balaguer. 

     Confieso que quienes murieron en aquellos Frentes del Honor me dolió enormemente. Nunca los he podido olvidar, sin importar a cuantos no tuve la nobleza de conocer, de estrechar sus francas manos. Y por tanto, debido a tan ilustre esfuerzo, incluyendo los que no fallecieron, por años, en noviembre y diciembre, por todo el país hay personas que se visten de negro y verde, como forma de respeto a esos combatientes que se alzaron en armas con la finalidad esencial de que sus conciudadanos regresaran al gobierno electo en diciembre de 1962, asimismo a la Constitución de 1963. Lucharon para que disfrutáramos de un régimen democrático La Patria de Duarte les honra. Están en los agradecidos corazones de todo buen dominicano. De cierto les recordamos, principalmente delante del sol. Los inmolados en dicho alzamiento fueron: Dr. Manuel Tavárez Justo (‘Manolo’); Luis Eduardo Ibarra Ríos; Adolfo Pérez Sánchez; José Padua Falet (‘Josecito’); Rafael Faxas Canto (Pipe); Juan María Candelario (‘Naño’); Roberto Hernández; Alfredo Peralta Michel; Antonio Filión (‘Mancháo’); Enrique Almánzar (‘Enriquito’); Piculín Fondeur; Francisco Bueno Zapata; Caonabo Abel; Gustavo Adolfo González (‘La Yerba’); Antonio Barreiro (‘Tony’); Danielito Fernández; Juan Escaño (‘Juancho’); Rafael Minaya (‘Ponono’); Polo Rodríguez; Dr. Francisco José Cabrera; Ing. Rubén Díaz Moreno; Alfonso Marte; Leonte Schot Michel; Francisco Ramírez (‘Papito’); Emerson Mota Galarza; Jaime Ricardo Socías; Ramón Martínez (‘Monchy’) y Domingo Sánchez Bisonó.       

     Aunque Manuel Aurelio Tavárez Justo ya lo era por mandato popular del pueblo, el 3 de Diciembre de 2004 el presidente Leonel Fernández promulgó la ley que el Congreso Nacional hizo Héroe de la República al grandioso dirigente del Movimiento 14 de Junio,  considerada una de las pocas honrosas agrupaciones políticas que ha tenido Dominicana en toda su historia, así lo certifican los hechos. Ese día, y lo sé bien porque mucha gente así lo percibió, el firmamento de la Patria se cubrió con un bello matiz verde y negro, esperanzador de un fructífero porvenir.

     Luis Ibarra Ríos y yo fuimos amigos. Hicimos camaradería en la mocedad, cuando estudiábamos en la “Academia Generalísimo” de las hermanas Crime. Esa escuela se encontraba delante de las ruinas del Teatro Colón, en la calle Mella, en donde viviría después un honorable y excelente abogado, el Lic. Laureano Canto (‘Galano’). Su directora era la inolvidable maestra doña Victorina Crime. Se afirma que los afectos se forman en la juventud. Él no era de Macorís, sino de Guaza, Ramón Santana. Por esa circunstancia algunos hijos de influyentes riquitos del pueblo lo relajaban llamándole ‘guacero’. Algo similar sucedía conmigo, pues como era de Miramar me voceaban “tigre miramaleño”. Tal vez esas burlas nos hicieron unir y a veces peleábamos contra los bromistas. Y aunque trataron luego de distanciarnos, --su padre en ese tiempo era Gobernador Provincial de Macorís--, él no les ponía caso y varias veces se apareció en su bicicleta por donde yo vivía. Le agradaba caminar por los montes cercanos. De vez en cuando me acompañaba a Playa de Muertos, disfrutando de sus quietas aguas, de su blancuzca arena. Escribiendo este trabajo me acordé de esa vez en que nuestra distinguida maestra, Srta. Apín Simón, tía del cardiólogo Johnny Jacobo Simón, al finalizar aquel culto religioso por el descanso del alma de Luis Ibarra Ríos el 2 de enero 1964, celebrado en la parroquia San Pedro Apóstol, abrazándome me susurró: ”Berry, sé que ustedes eran amigos, así que cuídate mucho, mucho”. La excelente profesora quizá sospechaba que en cualquier instante yo podría ser víctima de algún atropello. Empero, aunque en el lapso transcurrido he pasado muchas vicisitudes, revelo que Luis Ibarra y yo, cuando aún me hallaba en la Marina de Guerra y él estudiaba Derecho en la Universidad de Santo Domingo, USD, entre los años 1960-1961, nos encontrábamos en el Parque Independencia, al anochecer. Casi siempre él tenía ese vespertino de la Mella, ‘La Nación’, y conversábamos sobre diferentes asuntos, incluyendo políticos. Era muy formal. Poseía don de líder. Sin embargo, en 1962 prácticamente no nos vimos porque ya yo había salido de la institución militar. En 1963 nos hallamos varias veces, tanto en la capital como en Macorís, ¿En dónde fue la última vez que estuvimos juntos? Bueno, eso sucedió en la terraza del ‘Hotel del Mar’. Allá arriba, en su azotea, donde había un elegante bar y se apreciaba el mar y las estrellas, me lo encontré junto a bastantes jóvenes de ambos sexos, bailando y bebiendo. Se alegró mucho al divisarme. Un par de veces me abrazó, dándome golpecitos en la espalda, murmurando: “Ese tigre, ese tigre de Miramar”. Pero casi no pudimos conversar: se lo llevaban a danzar. Lo rodeaban con preguntas. De veras era muy popular. Ahora, sí recuerdo que me informó un asunto el cual se iba convirtiendo en un lamentable secreto a voces. Me expresó, poniendo su diestra sobre mi hombro: “Algo grande el Movimiento está por realizar pronto”. Pero deseando saber más de eso, no pudo responderme porque una linda muchacha se lo llevó a bailar un pegajoso merengue amplificado por la ‘Vellonera’. Sonriéndome  me voceó: “Yo te aviso, tigre, yo te aviso”. Mas esa comunicación jamás llegó. A los pocos días supimos que el 14 de Junio se había insurreccionado contra ‘El Triunvirato’, ese despreciable gobierno títere e impostor.       

     En tanto mi pensamiento se llenaba de variados recuerdos imposibles de borrar, subrepticiamente retorné al 17 de diciembre de 1963, en el viejo cementerio de Villa Providencia, al instante justo en que el gentío despedía al siempre memorizado Luis Eduardo Ibarra Ríos. Entonces, con los ojos lagrimosos, contemplando el tristísimo oscuro cielo, percibí asombrado que allá en lo alto, súbitamente, con resplandecientes letras verdes, se formó el 1J4, siglas del Movimiento 14 de Junio. Y por eso, esperanzado en que tendremos un porvenir mejor para nuestro bastante traicionado país, a todo pulmón también me puse a cantar:

            

            (Música: Héctor Jiménez. Letra: Vinicio Echavarría, Leandro Guzmán y Ángel Concepción). 

 

                                      “Llegaron llenos  de  patriotismo,

                                        enamorados  de  un  puro  ideal,              

                                        y con su sangre  noble prendieron,

                                        la llama augusta de la Libertad.

                                        Su sacrificio, que Dios bendijo,

                                        La  Patria  entera  glorificará,

                                        como  homenaje a  los valientes

                                        que allí cayeron por la Libertad.                                

                                         14 de Junio, gloriosa  gesta nacional,

                                         sus   mártires   están   en   el  alma

                                         popular.    

                                          Hermanas  Mirabal,  heroínas  sin

                                          igual, su grito valiente  es  el  grito          

                                          de la Patria inmortal”

 

                                                     (se repiten las dos primeras estrofas) 

 

01/02/2010 10:02 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema Hay 1 comentario.

¿SERA OBAMA EL ULTIMO ANTICRISTO DE NOSTRADAMUS?

        

Por: Bernot Berry Martínez

    Cuando se observa la actitud teatrera y demagógica del actual presidente del imperio norteamericano, el mulato Barack Obama, su forma guerrerita peor que la de Busch, llevando tropas hacia cualquier rincón que le plazca, su forma arrogante de emperador, su sonrisa hipócrita que ya lo caracteriza, muchas personas ligadas a lo esotérico se hallan reflexionando si él --escogido y entrenado por quienes dominan el mundo--, acaso no es el anticristo de Nostradamus, el cual hará la Tercera Guerra Mundial que finalmente acabaría con la humanidad sobre la faz del planeta.

    Barak Obama es un individuo resentido, ya que viene de una mezcla de negro con blanca. Por tanto, él odia a todos, incluyendo a los asiáticos. Pero se olvida que en este planeta de todos nosotros tenemos el derecho a vivir, porque de aquí somos, no de Marte o Venus o de lejano planeta fuera de nuestra galaxia. En el fondo es un infeliz, que salió presidente de USA a consecuencia de engatusar a votantes que no deseaban más guerras, sino que sus pobres muchachos regresasen a sus hogares. No obstante ahora están comprendiendo que los estafó con su simulada sonrisa practicada frente a espejos, mientras era asesorado por expertos engatusadores de tontos.  

    El mulato emperador está sembrando bases militares por toda Latinoamérica y en diversas partes del mundo. Hasta en las islas Malvinas, pertenecientes a la Argentina, se afirma que ha colocado cohetes con ojivas nucleares. Claro, esto con el apoyo de sus lacayos monárquicos, sinvergüenzas ingleses, a la cabeza la llamada reina Isabel Segunda. Pero... ¿qué se puede esperar de un país donde a estas alturas todavía exista una monarquía atrasada compuesta dizque de nobles y plebeyos, en el cual ella, la anciana reina, posea el veto? De igual manera son varias naciones europeas: España, Holanda, Dinamarca, Portugal, Suecia, Noruega, etc. ¡Caramba, qué falta hacen los Republicanos en todos esos países, para que lo derrumben del poder y lleguen los pueblos a gobernar con sus presidentes electos por ellos! Es una falta grande de respeto a tales ciudadanos que vayan a votar por un supuesto "gobernante" y lo juramente un rey o reina. Entonces, se pregunta mucha gente, ¿quién eligió al rey o reina? Eso debe acabarse, la monarquía se halla obsoleta, son parásitos mantenidos por los quienes pagan impuestos, esencialmente los trabajadores. Es por eso, temiendo la venganza de los pueblos en nuevas Revoluciones a la Francesa, que los monárquicos apoyan con firmeza a Norteamérica, país antimonárquico, hecho por los masones, los cuales dirigieron la guerra apoyada por Francia contra Gran Bretaña, hasta obtener su Independencia, y en donde salió el primer presidente del mundo: George Washington.

    Mas, volviendo al soberbio Obama, quien se halla preparando casi públicamente la enorme guerra que talvez acabará con todos los animales de la Tierra, hay que notar que no respeta nada. El acuerdo sobre la provincia rebelde de China Continental, Taiwán, que ambas naciones firmaron para que USA no le vendiera armas poderosas a esa isla, ha sido violado por él, entregándole más de seis mil millones de dólares en misiles de alcance medio, quizá con bombitas atómicas. Dicho acuerdo fue respetado incluso por Busch, el llamado guerrerita, quien atacó a Irak porque supuestamente poseía armas de destrucción masiva, algo que comprobaron en el propio terreno que era una gran falsedad. Pero tuvieron que matar a miles de inocentes iraqueses, heridos incontables, y la destrucción de una hermosa ciudad que fue la cuna de la civilización, Babilonia. Y lo hicieron sin el apoyo de las Naciones Unidas, un organismo inoperante, el cual debería dejar de existir, y claro, con el firme sostén de varios países monárquicos: Gran Bretaña, España, Holanda, etc.

    El mundo debe hallarse preparado por este nuevo emperador, supuesto amante de la Libertad, que se encuentra vendiendo armas al mejor postor, de forma clandestina, pues el propósito esencial es vender armamentos para que sus amos, quienes lo escogieron y entrenaron, puedan vender sus armamentos. Pero ojo avizor. Todo se puede volver contra ellos. El simulador Obama tiene su plan diabólico, y si de veras es el supuesto anticristo, entonces se cumplirá perfectamente la profecía de Nostradamus.                                   

09/02/2010 20:54 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema Hay 3 comentarios.


ESE SINIESTRO 'OPUS DEI'

                                      Bernot Berry Martínez           

 

     ¿Qui       Quén fundó la terrible Secta Católica, con cerca de tres mil curas regados por el mundo –la mayoría jesuitas—  jesuítas, y unos 90 millones de laicos de clase media alta, y con grandes ricos como cooperadores,   mayoría jeconocida como “Opus Dei”, (Obra de Dios)? Su fortuna acumulada es enorme, desconocida. En Nueva York solaYork poseen desde años un edificio que les costó más de 90 millones de dólares.

    Su fun     El fundador, 1902-1975, lo fue el sacerdote español JOSE MARIA ESCRIVA DE BALAGUE ALBAS, creándola en 1928 dizque porque tuvo una “visión” en la cual el mismo Jesucristo --siempre el nombre del Maestro-- se le apareció para indicárselo. Y como regularmente acontece con estas sectas, comenzó con un llamado a los humildes hambrientos de todas partes para que se inscribieran y tuvieran la salvación divina. Empero, como también acontece, con los años fueron desplazándolos por personas pudientes: empresarios, gente de clase media alta, profesionales, etc., quienes actualmente la componen casi en su totalidad. En la actualidad esa secta dogmática funciona en más de 65 países. Actúan de manera muy clandestina. Es que son vigilantes de la sociedad, espías, y hasta tienen sicarios con fines de eliminar a los que consideren peligrosos para el bien funcionamiento de la Iglesia. Son individuos con doble y triple moral. Poseen una actitud sumamente conservadora en lo político. Son altamente derechistas y por eso han apoyado a grandes criminales fascistas que dominaron y sojuzgan a gran parte de la humanidad, principalmente en Europa, Latinoamérica, Africa, etc.

    Escrivá de Balaguer Albás apoyó de forma incondicional al nefasto tirano de España, aquel terrible criminal y traidor de Francisco Franco, uno de los principales golpista contra la Segunda República, originando la Guerra Civil Española que ocasionó más de un millón de muertos y millares de desplazados hacia distintas naciones. El Franquismo Falangista-fascista tuvo el apoyo de Hitler y Mussolini. En esa guerra los nazis probaron armamentos. Es por eso que en la Guerra Mundial Segunda el dictador español los socorrió de manera clandestina, permitiendo el reabastecimiento de barcos, aviones y submarinos, además enviando tropas --la División Azul-- a combatir contra la Unión Soviética.

    Después de la Guerra Mundial, la dictadura franquista permitió a los norteamericanos que tuvieran bases aéreas y marítimas en suelo español. Poseen esta colaboración porque los yanquis ayudaron mucho a que España fuera reconocida por las Naciones Unidas, con la desaprobación de numerosos países europeos.    

    El Opus Dei colaboró bastante, igualmente esos presumidos jesuitas --los llamados cuervos negros por J. M. Vargas Vila, uno de los grandes y olvidados escritores de América Latina, excomulgado por la Iglesia por sus rebeldes escritos--, a que el reaccionario Papa Pío XI o XII le otorgara al dictador Franco el vergonzoso título de: “Generalísimo Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios”, poseyendo las monedas de aquel tiempo (llamadas pesetas, vistas por mí cuando estuve por esa nación años antes de morir el tirano). Las mismas, sin importar denominación, tenían la efigie del bestial dictador con la indicada frase. Era una manera de satisfacer ese ego enfermizo suyo, tan grande como el de Trujillo. Por eso fue que la Península Ibérica tuvo la burla del mundo. Hasta se popularizó que “Europa comenzaba en Los Pirineos”. ¡Diantre, cuánto miedo contemplé en los rostros del pueblo humilde español! Es que Franco tenía informadores (‘chivatos’) hasta debajo de las piedras. Talvez por eso duró 39 años en el poder absoluto de la infeliz España: 1936-1975.   

      

    ¿Cuánt      ¿Cuántos obreros, campesinos, intelectuales, etc., fueron torturados y asesinados por esos sinvergüenzas pertenecientes a tan siniestra secta fanática? Bueno, son incontables los desaparecidos. Familiares del autor, llenos de vida, se encuentran entre los infelices que esos crueles bichos de dos patas hicieron desaparecer. Pero de nada valió que el dictador falleciera de prolongada y dolorosa enfermedad. Todavía allí no se ha realizado una verdadera justicia, pues los restos del asesino Franco “descansan” en un costoso mausoleo, mientras sus víctimas se hallan sepultadas en ignoradas tumbas-, y no pueden ser reclamadas por sus familiares, buscadas, porque la parasitaria “realeza” lo prohíbe. El pobre del Juez Garzón vive dando traspiés, con la vida dependiendo de un palito. Es que en tanto exista esa obsoleta monarquía, esencialmente el denominado rey Juan Carlos I de Borbón, traidor de su padre el rey Alfonso XIII, verdadero rey de España --hubo un salto en la sucesión debido a que así lo quiso Franco y la Iglesia--. El actual rey Juan Carlos I, a los 18 años mató dizque sin querer de un balazo de revólver a su hermano Alfonso, quedando todo como un accidente.   

    La ultr       La derecha es muy fuerte. Se ayudan unos a otros. En esa Península los gobiernos electos son títeres de la monarquía. Y lo grande es que gran parte del pueblo la adora. ¡Vaya ignorancia inmensa! No obstante, “todo tiene su tiempo bajo el Sol”, está escrito en Eclesiastés. El Opus Dei apoyó a Salazar, Moussolini, al horripilante Hitler, al ladrón y asesino deTrujillo, a Duvalier, Strossner, Pinochet, y diversos carniceros de Africa. De igual modo a terribles monarquías por todo el planeta. Un sacerdote de esa Secta bendijo una ametralladora para un atentado contra el General y Presidente, héroe de Francia, Charles de Gaulle. Ellos callan la matanza de los israelitas contra los palestinos, también las tremendas guerras que efectúan los yanquis contra Irak, Afganistán,  muriendo ya casi un millón de inocentes. Y así sucede por todo el mundo, pues lo esencial es vender armamentos para que ese imperio se mantenga, hurtándose sus recursos. Igual hicieron otras antiguas potencias, como el imperio griego, romano, egipcio, persa, turco, ingleses, franceses, holandeses, aquí en Latinoamérica, los Aztecas e Incas, alemanes, etc. Sin embargo, todos han terminado su gran dominio. Es que lo dominante, el poderío de ser más fuerte es provisional, nada dura para siempre.

    Emp        Empero, el enorme temor de la gente del Opus Dei, como de las demás sectas judeocristianas que ellos controlan, dominan, son los fanáticos musulmanes y su avance de manera peligrosa. Su mira es el Vaticano, Sede del Papa. ¿LleVatricano. ¿Llegarán? Esa es una tremenda incógnita.  

    Mientra    En tanto la Tierra sigue penetrando entre un desconocido Universo en la Vía Láctea, ignorándose qué nos aguarda. El genio de Nostradamus lo predijo para que pudiéramos evitar la tragedia actual: cambios climáticos, poderosos ciclones, grandes volcanes, terremotos, maremotos, etc. Los mayas dejaron ese esotérico desafiante 2012. Entonces, ¿qué nos aguarda? Los del Opus Dei lo saben, tambien los poderosos masones, pero callan para talvez evitar el enorme pánico que se armará entre la población mundial.

    El cura Escrivá de Balaguer fue beatificado por su sucesor, el Papa Pablo II, antiguo dirigente de esa secta, el 17 de mayo   de mayo de 1992 y canonizado por el mismo Papa el 6 de octubre de 2002. Esto originó manifestaciones de repudi en contra por varias  naciones. Ahora se aguarda que el actual Papa, Benedicto XVI, ex soldado nazi, en cualquier instante beatifique y canonice a Pablo II, ambos dirigentes de esa terrible secta católica.

    Felicitamos al excelente periodista y escritor Antonio Burgos por sus diversos comentarios sobre el Opus Dei, principalmente de su fundador. Afirma el escritor Burgos que Escrivá de Balaguer cometió numerosos errores, y que en vez de ese cura vividor y mentiroso, ultra conservador, protector de tiranos, hacer dicha secta, debió realizar una OMG, pues de esta forma no protestarían tanto el disparate de su canonización.                      

16/02/2010 10:46 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema Hay 1 comentario.

EL HOMBRE DE LAS OCHO (RELATO)

                                               

 

           Por:  Bernot Berry Martínez

 

 

     Sucedió en ese tiempo que con regularidad un grupo de jóvenes nos reuníamos por la noche, más o menos de siete a diez y media, a jugar ’Dominó’ y ’Tablero’ delante de una vivienda de un servicial y jovial señor. En tales juegos, aparte de las inevitables pequeñas discusiones originadas entre quienes perdían, el grupo se llevaba bien y nos ayudábamos en los problemas de la vida.

     Claro, había una condición impuesta por la señora del amigo para reunirnos allí. Era la prohibición total de ingerir bebidas alcohólicas y que no gritáramos palabrotas. Todo eso lo cumplíamos casi  de manera cabal, esencialmente lo relacionado al alcohol.        

     Las noches pasaban. Nosotros jugábamos a la vez que enfrentábamos con estoicismo la dura lucha por nuestra existencia. 

     Entonces fue que una noche, a eso de las ocho, súbitamente se apareció por el lugar un hombre fornido, de unos 35 años, tez colorada, para nosotros un desconocido total, el cual con lentitud, sin saludarnos, se acercó y en silencio se puso a contemplar con interés a los dos compañeros que en ese instante se enfrentaban en el ’Tablero’.  

     Quienes aguardábamos sentados en un banco de madera a que se levantaran los perdedores en ambos juegos para ocupar sus sitios, observamos al recién llegado con cierta cautela ya que eran tiempos dificilísimos, de aquellos terribles doce años del balaguerato (1966-1978), en los cuales el caliesaje (vigilantes políticos) era el pan de cada día, igualmente los allanamientos, asesinatos, desapariciones, angustias grandes en los padres. En fin, la juventud se encontraba ante una situación altamente peligrosa y depresiva. Desconfiábamos de cualquier individuo no conocido por todos. Por eso aquel hombre nos causó una honda preocupación, sucediendo que un gran silencio se fue apoderando del lugar mientras varios de nosotros nos preguntábamos con las miradas sobre quién era ese personaje.

     De inmediato nadie habló. Estuvimos callados, ojeando de cuando en vez al desconocido, el cual  tampoco conversó nada mientras se mantuvo mirando las distintas ’manos’ de ’Tablero’ durante el tiempo en que nos fuimos: 10:30. En tanto caminábamos para nuestras casas lo vimos quedarse en silencio observando al dueño de la vivienda entrando sillas, mesas, bancos, (siempre lo ayudábamos, pero esa vez nos largamos pronto.) Al otro día supimos con el señor que el individuo nada le dijo. Conocimos que ni siquiera le contestó las buenas noches cuando cerraba la puerta de la morada.

     La verdad fue que ese tipo nos intrigó. Algunos aconsejaron que estaban vigilándonos y que lo mejor era dejar esas reuniones por un tiempo. Empero, otros consideraron que si lo hacíamos se podría poner peor ya que los chivatos considerarían que efectivamente en ese sitio se "conspiraba contra el gobierno".  

     ¿Qué hacer entonces? La interrogante nos la hicimos en el patio de la casa donde vivía Manuel, un formidable jugador de ’Dominó’ y ’Tablero’, ganando siempre, sin nunca perder, un verdadero campeón, el más joven de nosotros, no más de 23 años.

     Decidimos por mayoría seguir yendo y continuar con los juegos. Eso se lo hicimos saber al dueño, quien lo aceptó complacido, diciéndonos que tal vez ese individuo no era ningún calié (un insignicante al servicio de la Policía Secreta), sino un pobre infeliz que por pura casualidad se apareció esa noche para atenuar su soledad. Afirmó además: "Vean, muchachones, es probable que jamás lo volvamos a ver", y sonrió con aquella característica suya de persona madura, con experiencia, sin malicia, sociable, trayendo tranquilidad a nuestros briosos corazones.

     Y volvimos al lugar. Aunque comenzamos a jugar nos encontrábamos inquietos, atisbando hacia los lados en busca del desconocido y de otros que podrían estar acechándonos. Pero a nadie extraño vimos. Todo hallábase normal. Por eso nos fuimos calmando, adentrándonos pausadamente en nuestra principal distracción. Y cuando nos encontrábamos de lleno en esa afición sorpresivamente advertimos que a las ocho en punto el mismo hombre apareció frente a nosotros, y sin saludar, altanero, se puso esta vez a contemplar las jugadas de ’Dominó’.

     Está claro que nos pusimos más intranquilos que la noche anterior. Empero, esta vez no nos quedamos callados: hablamos, reímos, atacábamos a quienes perdían, alabando a los ganadores, principalmente al campeón Manuel. No obstante, no había sinceridad en nuestros actos pues el desconocido nos tenía altamente preocupado.

     El dueño de la vivienda, quizá buscando intimidarse con aquel individuo le cuestionó si vivía cerca. Ese hombre lo miró con seriedad por unos segundos. Creímos que no le respondería. Y sin embargo, con voz grave, como si hubiera salido debajo de la calle no asfaltada, dijo: "¡Vivo por ahí!". Y nadie volvió a preguntarle nada. Y de igual modo pasaron varias noches: el tipo llegaba puntualmente a las ocho, se quedaba tranquilo mirando uno de los juegos, se iba cuando finalizábamos, retornando exactamente a la misma hora, sin importar mal tiempo ya que cuando llovía entrábamos a la morada.

     Realmente ese hombre nos mantenía turbado. Él ni siquiera se sentaba, quedándose levantado en el tiempo que duraba allí. Tampoco jugaba. Solamente contemplaba con atención las fichas del ’Dominó’ y el ’Tablero’ en las movidas que hacíamos. Y de esa manera pasaron unas tres semanas. Entonces, en una pesadumbre noche, sin nada él decir, se sentó a  jugar ’Tablero’ con uno de los jóvenes a quien todos le ganábamos.

     Al verlo entretenido empujando fichas, absorto en cuanto efectuaba, decidimos acercarnos para verlo en acción. La gran verdad fue que le dio una pela al amigo. Y asimismo con todos nosotros, hasta que le tocó el turno a Manuel, nuestro campeón, ganándole también con increíble facilidad. Todos nos hallábamos muy asombrados. Y tratamos de que jugara ’Dominó’. Y él, callado como siempre, levantó el índice y señaló uno contra otro, sin frente. Y así lo hicimos. E igualmente nos venció, incluyendo a Manuel. No perdió una ’mano’. Enseguida, aquel desconocido, sin hablar una palabra, los ojos brillantes de felicidad, con tenue sonrisa se levantó, y sin despedirse, inflado por el orgullo que manifiesta el vencedor, lentamente se fue caminando. Nuestras miradas lo persiguieron hasta que lo avistamos perderse entre la sombría callejuela. Desde esa ocasión no volvimos a verlo. Y otra cosa, sucedió que varias noches después, quizá por la frustración que se apoderó de nosotros, todos fuimos perdiendo interés por tales juegos, aconteciendo que definitivamente los dejamos y jamás hemos vuelto a practicarlos.                

     ¡Todavía nos interrogamos sobre quién era aquel hombre de las ocho!     

         

     

     

 

 

 

 

         

19/02/2010 10:07 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Los indomables palestinos

 

  

                                          Los indomables palestinos

 

Por: Bernot Berry Martínez

 

 

    Todo pueblo que luche por su Nación contra el invasor de su tierra debe ser mirado con admiración y respeto. Es lo que acontece con los palestinos. Poseen una inmensa dignidad por la libertad. Tienen una lucha que se pierde en la curva del tiempo contra sus implacables y sanguinarios enemigos, los hebreos o judíos, partidarios de la bíblica frase del Viejo Testamento “ojo por ojo y diente por diente”, gente de tribus nómadas, esclavos de los egipcios. Su enorme multiplicación como conejos hizo que sus dominadores echaran buena parte de ellos de Egipto, principalmente los monoteístas, porque consideraron que representaban un gran peligro interno en caso de una agresión de otra potencia. Los egipcios dejaron que se llevaran sus animales y dinero, para que pasaran menos dificultades. Es que eran civilizados y educados, ese país dominante de aquella región. Su ancestral cultura asombra actualmente cada vez más.   

    Los judíos se fueron llorando, maldiciendo, obligados por las espadas, lanzas y flechas envenenadas de las milicias. Se largaron con gran pena a vagar por el desierto, peleándose de acuerdo a su origen tribal. Muchos trataron de retornar a Egipto, en donde había agua y comida en abundancia, pero los soldados los hacían regresar hacia la soledad del Sahara.  

    Los hebreos se fueron alejando de Egipto. Los dirigía un hombre barbudo, rudo, de nombre Moisés, el cual les hablaba de un supuesto dios llamado Jehová con el cual dizque él se comunicaba. Les dijo que ese dios los había escogido para hacer con ellos un poderoso país en donde corría la miel y leche como ríos.

    Por más de 40 años caminaron sin rumbo. Pero aquel Moisés poseía gran don de mando. Se afirma que hasta tuvo tiempo de escribir en medio de un pueblo odioso, sumamente corrupto, relatando los cinco primeros libros de la denominada Biblia, el llamado ‘Pentateuco’, textos llenos de fábulas fantasiosas. Ya cansados de caminar por las arenas del desierto, el barbudo los abandonó, desapareció, quedando los judíos al mando de unos asesinos que comenzaron a robar a las débiles tribus con las cuales se encontraban. A todos mataban, no dejando viejos y niños porque así lo quería su dios sanguinario, quien gozaba con las matanzas mientras exigía ser adorado como cualquier rey humano. Era un ardiente idólatra, llegando hasta nuestros días con los dogmáticos. 

    Y así fue pasando el tiempo. Los hebreos se iban apoderando de toda tierra que hallaban en su sanguinario paso, quitándoselas a los verdaderos dueños de esas tierras, robándoselas, hasta que los romanos, nuevo poderoso imperio, los conquistó por muchos años. Pero los palestinos continuaron su contienda, ahora tratando de expulsar al nuevo invasor en tanto los judíos alababan a sus nuevos amos, comprando los más pudientes la ciudadanía romana. Con el paso de los años el lugar se convirtió en muy estratégico. Toda potencia que surgía deseaba conquistarla, hasta que los turcos y su Imperio Otomano se la apoderaron. No obstante, la perdieron en la Primera Guerra Mundial, conquistándola el Imperio Británico. Pero el Reino Unido, muy influida por el poder económico de los sionistas-judíos, se la entregó a éstos luego de la 2da. Guerra Mundial, 1948, formándose el terrible y cruel Israel. En pocos años lo convirtieron en una gran base militar regional para los norteamericanos y sus aliados. Y la guerra continuó entre palestinos y hebreos. El odio entre ambos es inmenso. No existe compasión, principalmente por los judíos. Y ahora Israel es peor porque posee todo tipo de armamentos –se asegura que recibe 30 mil millones del dinero que pagan los contribuyentes norteamericanos--, incluso atómicos, obsequiados por su más fiel aliado: los Estados Unidos de América, un imperio que se cree dueño del planeta, bombardeando a cualquier país que no acepte sus órdenes. Sin embargo, ¿hasta cuándo? Sólo el tiempo lo dirá, el cual se sospecha que no está lejos, ya que se va en camino de desmoronarse. Entre tanto, los sionistas-judíos continúan con sus matanzas contra los palestinos. Desean exterminarlos. Les lanzan toda clase de bombas, cohetes y cañonazos con ese sadismo que les caracteriza. La Faja de Gaza, un terrenito en donde se refugian miles de palestinos son bombardeados constantemente, callando muchas naciones tal genocidio por temor a USA. Realmente es una vergüenza conocer cuanto efectúan los sionistas-judíos. Y están levantando un enorme muro como lo hace Norteamérica en México. Y festejan esos hipócritas la caída del Muro de Berlín, lo que trajo más división en Alemania, haciendo a los orientales ciudadanos de segunda clase y discriminados. Y hablan los judíos de que los nazis les exterminaron supuestamente 6 millones, cuando en realidad la mayoría fueron alemanes izquierdistas, gitanos, polacos, franceses de la Resistencia, etc., pero poquísimos sionistas capitalistas, ésos que hacen las guerras para obtener grandes beneficios. ¡Qué farsantes son los escogidos del dios Jehová!

   Pero estoy seguro que al final los indomables palestinos derrotarán a los hebreos-sionistas, y recuperarán su tierra. Nada dura por siempre. Es por eso, palestinos, que inclino mi cabeza en honor a su incesante lucha frente contra a los descendientes de esclavos, los hebreos-judíos. 

    ¡Animo, la victoria se halla cerca, lo juro en nombre del verdadero Dios Universal, el de amor, humanista, no idólatra, Creador de cuanto existe en el Cosmos!                               

   

   

               

        

    

        

 

22/02/2010 19:26 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'ESOS RESENTIDOS'

      

 

             Por: Bernot Berry Martínez

 

    Los resentidos son seres que guardan un poderoso rencor contra la sociedad. Regularmente pueden ser peligrosos, ya que son perseverantes maniáticos en lograr su objetivo. Poseen un estilo sumamente oportunistas, arribistas y trepadores. Están considerados capaces de encaramarse hasta por paredes muy grasosas. Toda su finalidad es alcanzar el anhelante propósito de vivir con gran comodidad, ser reales triunfadores, jamás ‘perdedores’ como les llaman a quienes no actúan iguales a ellos.   

    Los resentidos se hallan en todos nuestros estratos sociales. Los hay en ambos sexos. Se hallan preparados para realizar hasta lo imposible por elevarse en nuestra compleja sociedad, sin importarles quienes caigan. La lucha entre ellos es ferocísima, peor que la de lobos hambrientos. Se conoce que sus mujeres, aunque algunas nunca lo hicieron, con frecuencia se revuelcan hasta en sus propios lechos matrimoniales con ciertos jefes políticos o empresarios, esto con la finalidad de que sus maridos suban de posición económica y social. Es más, ahora sabemos, confirmado por técnicos de laboratorios en ADN, que bastantes muchachos que con orgullo los sinvergüenzas resentidos criaron como suyos, realmente no los son, sino de sus señores amos, también de cercanos amigos. Actualmente ciertos historiadores afirman que el asesino y ladrón, el dictador Trujillo, dejó más de 80 hijos diseminados por el país. Lo mismo hicieron numerosos de sus compinches.

    ¡Qué infelices viven los resentidos! Habitan un absurdo mundo de fantasías. La mayoría poseen tendencia alcohólica, igualmente sus mujeres. Algunos de tales rencorosos beben muchísimo, tratando de espantar esos fantasmas que laceran sus mentes a consecuencia de sus maldades. Empero, son cadáveres sociales, no pueden con el peso de su penosa situación. A veces, algunos, socavados por la presión de su interioridad, hastiados y avergonzados de cuanta mucha gente sospecha, con el cerebro arrebatado por una sustancia narcótica, escogen aquel camino sin salida, tratando de escapar a su espantosa realidad. Y se aniquilan como lo realizan los cegatones alcatraces. Sí, varios llegan a destacarse escalando posiciones cimeras, pero sin hallarse preparados para ejercerlas. Sólo hay que observar a nuestro espacio político. ¡Diantre, cuántos funcionarios orejudos, arrogantes y ‘golondrineros’. La ineptitud corroe a Dominicana. Este gobierno está repleto de holgazanes y de zánganos, vividores de nuestros trabajadores.

    Los resentidos no son leales a nadie, ni siquiera a quienes alimentan a su familia, dándoles educación, consiguiéndoles viviendas y vehículos, asimismo esos holgados trabajos con secretarias de hermosas piernas y abultados traseros, siempre sonriéndoles, y quienes se les entregan semanalmente encima de sus propios escritorios, guardando en sus corazones cualquier forma de pudor delante de sus maridos e hijitos.

    Los amargados resentidos no tienen amigos. Les carcome la envidia. Su arma predilecta para combatir es la traición. Aunque esos cadáveres sociales acuden con frecuencia a las iglesias, católicas o protestantes, todo es puro simulacro. La mayoría sufre de impotencia, ingiriendo inútilmente variados productos contra esa imposibilidad. Sus mujeres los relajan con sus amigas y amantes. A ellos les encanta exhibir una pistolita entre sus cinturones, dejando que se vea un poco la culata, formando parte de sus vestimentas ya que sustituyen al diminuto machete conuquero de sus ancestros. Se creen muy envidiados. Aunque alardean de ser vanidosos, en el fondo padecen de inferioridad. La bajísima mediocridad de ellos los conduce a llorar frente al espejo, dándose cabezazos. Y como no se atreven a buscar ayuda porque se hacen creer perfectos, acaban atrapando in fraganti a sus esposas con sus mejores amigos, haciendo sexo fuerte, gozando su mujer bárbaramente. Entonces, con su mundo ya derrumbado, terminan matándolas, también a sus amantes, y por último se pegan un tiro en su cerebro desquiciado.

    

24/02/2010 08:36 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris