Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2010.

'SUCEDIO EN PUNTA DE LA PASA' (Anécdotas)

  

Por: Bernot Berry Martínez  (bloguero)

 

    Atravezando las tristes calles de nuestro amado Macorís en melancólica tarde otoñal, he llegado delante de donde el Río Macorix (Higuamo) desemboca entre el Mar Caribe, en "La Boca", donde sus aguas forman una unión fraternal.    

    Me hallo en el sector conocido como ‘Punta de la Pasa’, famoso lugar de variados hechos en la historia macorisana, de acontecimientos que de vez en cuando la gente de edad avanzada repite para que nunca se olviden.

    Contemplando la ancha desembocadura la percibo hermosa, tranquila, especial para la meditación. Y llevando la vista por la sosegada superficie advierto que no hay gaviotas ni alcatraces, que la tarde está encantada y un extraño susurro la rodea, haciéndola misteriosa.

    Noto que ante la indiferencia de las autoridades el rompeolas continúa destruyéndose, mientras los restos de un viejo barquito sigue hundiéndose por la cercanía del canal de navegación (luego desaparecería, ignorando si lo despedazaron, llevándoselo por partes) Lo cierto que en aquel tiempo su hundimiento podría obstaculizar la vía navegable del tal vez mejor puerto natural de Dominicana, originando más daño a un pueblo que ya parece rendido, que dejó de luchar por un mejor futuro, quizás hastiado de tantas promesas incumplidas.

    Entonces algo acontece en mí: todo aquel panorama se convierte repentinamente en grisáceo, y que sin desearlo comienzo a retroceder en el tiempo, llegando al momento justo en que allí mismo, por donde me encuentro parado, en la madrugada del 30 de Marzo 1896, los generales Ramón Castillo, Ministro de Guerra y Marina, y José Estay, Gobernador Provincial de Macorís, fueron ejecutados en presencia del dictador del Ulises Heureaux  (‘Lilís’), después que los desembarcaran del cañonero ‘Presidente’, porque el tirano dizque ya estaba harto de los chismes entre ambos, eliminándolos para que tales murmuraciones se acabaran. En  esas  ejecuciones existe una  contradicción que  los investigadores todavía no se han puesto de acuerdo. Y es que algunos sostienen que primeramente ‘Lilís’ mandó a fusilar a Ramón Castillo, y al hacerlo, mientras empujaban su cuerpo entre un profundo hoyo previamente realizado antes de la ejecución, el gobernador Estay exclamó: “Así se hace, mi compadre, respondiéndole el tirano: “Sí, compadre, pero ahora va usted. Póngase ahí por chismoso. Y cuando lo mataron, Heuraux, poniendo un zapato encima del cadáver de Estay, ironizó: “¡Coño, qué gordo estaba mi compadre!” Empero, hay quienes sustentan que sucedió al contrario, o sea que ‘Lilís’ eliminó primero al gobernador Estay, alabando Castillo el hecho con la frase ya manifestada, afirmándole Ulises lo ya expresado, pero en vez del dictador decirle al fusilado Castillo lo contado, afirman que mirándole el rostro, burlándose señaló: “¡Coño, qué feo se ve mi compadre  Mon!”               

    Lo cierto es que por ese sector se percibe algo ‘grimoso’. Y es que, según aseguran los versados hermanos don Elías y César Bobadilla Rejinco, los fusilados fueron sepultados juntos, que sus restos aún se encuentran en el mismo sitio en que los echaron, un hoyo con más de ocho pies de profundidad, y como ya se informó había sido cavado antes de consumarse el macabro acontecimiento.   

    La verdad es que de madrugada, pescando por allí, en la desembocadura del río, a diversos hombres les pareció percibir voces de mando, disparos de armas de fuego, lamentaciones, carcajadas, que los hicieron estremecer.

    Por tanto, en este tristísimo crepúsculo que ha ido envolviendo todo el contorno marítimo, con inmensa soledad, me parece oír risas, tal vez las risotadas de los acompañantes del tirano. Y meneando la cabeza, no comprendiendo cuanto se halla sucediendo, yo trato de salir de aquel tenebroso espacio tiempo, pero solamente consigo hacerlo un poco, unos años, cayendo en el día 28 de  Agosto 1899  cuando se perdió el buque insignia  ‘Restauración’, no muy lejos de donde estoy. Cierto, me encuentro contemplando a dicho navío varándose, encallamiento que fue considerado a propósito por la tripulación lilisísta, la cual quiso fusilar al Práctico del Puerto Juan Ramón Mundaray (‘Cachucha’), salvándose por la rápida intervención del general Tomás D. Morales, Ministro de Guerra y Marina, quien iba a bordo. Y veo a macorisanos que tratan de desencallarlo, resultando imposible tal esfuerzo a consecuencia del mal tiempo, varándose el buque sobre poderosas rocas a poca distancia de la ‘Isleta’, perdiéndose para siempre, quedando a merced de la mar, de los vientos y de los depredadores hombres.

    Nuevamente muevo mi cabeza. Deseo retornar al tiempo en el cual vivo, empero no me es posible: he brincado al 20 de Febrero 1904, cuando cerca del lugar por donde se había perdido el ‘Restauración’, su gemelo el ‘Presidente’que bombardeaba en ese momento a Macorís, fue alcanzado por un certero disparo de cañón que impactó en un costado, muy cerca de su línea de flotación, salvándose porque emprendió una rápida retirada.    

    Regreso a mi época. El atardecer va muriendo con un lindo crepúsculo. Admirándolo, camino unos pasos. No obstante me detengo a contemplar el pequeño Monumento a los Ahogados, donado por el filántropo don Federico A. Kidd (‘Fello’), uno de nuestros grandes munícipes. Y  otra vez vuela mi mente hacia el
pasado, deteniéndose en el justo instante de aquel Agosto 9 de 1928, en el que
una goleta de dos palos (hay quienes afirman se trataba de un velero pesquero y
otros de un remolcador), la que parecía zozobraría debido al azote de una fuerte marejada, así lo pensaban y gritaban los curiosos que observaban desde la ‘Punta de la Pasa’, discutiendo la suerte de la embarcación, varios apostando si se hundiría o se  salvaba, pasándose la botella de ron.  

    --¿Pero es que aquí no hay hombres y dejarán ahogar a esos pobres marinos? --dizque chilló alguien--.

    Y algunos se enojaron por tal expresión. Y tal vez queriéndole demostrar que en este pueblo sí habían‘machos’, se embarcaron en una lanchita gasolinera. Ésta no poseía quilla, era plana en su fondo, para rescatar a los de la goleta, pero con tan
mala suerte que las fuertes olas la viraron fácilmente, ahogándose cuatro de
ellos, salvándose extrañamente todos los tripulantes de la embarcación en
peligro.

    Me siento ligeramente deprimido. Mi vista la tengo fija en los nombres de aquellos valientes: Juan R. González, Alfredo Saladín, Juan T. Dottin, Ignacio Rojas. Además, leo el pensamiento escrito por Ligio Lizardi, el seudónimo que utilizaba el vate Virgilio Díaz Ordóñez:                        

 

                     “Sirva su sacrifico heroico

                      pero estéril, para templar 

                      la temeridad y fecundar                 

                      el ejemplo”.      

    Pensativo me alejo de aquel significativo monumento. Entonces, pasando por la estatua del insigne poeta Gastón Fernando Deligne, sin saber la causa, quizá para volver a la realidad circundante, mirándola murmuro: “¡Qué linda en el tope estás, Dominicana Bandera, quién te viera, quién te viera, más arriba, mucho más!”     



 

bernotberrym@hotmail.com



 

01/12/2010 18:07 Bernot Berry Martínez #. sin tema Hay 3 comentarios.

'ESTAS AUTORIDADES QUE NOS GASTAMOS'

Por: Bernot Berry Martínez (bloguero)
 
    Lo más grande en esta sociedad de “sálvese quien pueda”es ser independiente, no tener un patrón que pueda enviarte a la porra en cualquier momento, humillándote de manera profunda. Y lo anterior se cumple en todas las facetas de esta vida angustiosa, estresante, sin importar lo que hagas por ganártela honrosamente. Puede ser un obrero fabril u oficinista, algún empleado (a) de cualquier banco o trabajador (a) de una de las suntuosas tiendas-almacenes en las cuales venden de todo, hasta con farmacias y panaderías, cámaras por todas partes, y por cualquier cosa lo botan por un chisme insignificante de alguno de sus numerosos calieses que tienen vigilando a todo el mundo.
    Los patrones de Macorís son crueles, exceptuando varios que no voy a nombrarlos para que nadie crea que soy un adulón de ellos. En este triste pueblo absolutamente nadie podría decir que he ido a molestarlo, pidiéndole algún dinerito. Y si alguien informa eso es una falacia tan grande como el infinito Cosmos. Aunque no soy un santo ni pretendo serlo, respeto el Código de Ética del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP, del cual soy miembro desde casi su fundación, como también del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, SNTP, y de la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores, ADPE.  
    Ahora bien, debo aclarar que he ido a donde funcionarios de los gobiernos de turno, municipales y empresarios con alguna misiva nuestra para tirar la aventura de que compren libritos de los varios que he publicado con enorme hazaña. Aunque determinados de ellos lo han hecho,pagándome con prontitud, otros lo hicieron con meses de atraso, teniendo a veces que llevármelos porque no pagaban. Igualmente ciertos millonarios no los adquirieron, se negaron de forma rotunda a cooperar con la cultura como sucedió con aquel arrogante empresario radial, forastero, un infeliz que piensa tener “al mundo entre sus manos” a consecuencia de que puede chantajear a cualquiera por sus medios. 
   Este pueblo se halla lleno de campesinos, quienes privan en guapos (brutos). Muchos son “Motoconchistas” sin documentos, los cuales colocan sus vehículos atravesando las calzadas a modo de burros o caballos, teniendo el ciudadano de a pie que bajarse  hacia la peligrosa vía por donde están cruzando máquinas guiadas por algunos individuos que no respetan las Leyes del Tránsito. Estos conductores violan hasta la luz roja de los semáforos sin ningún sonrojo, riéndose de quienes las respetan mientras las “autoridades” no hacen nada para corregir tales sinvergüencerías.
    Usted observa las aceras dañadas, rotas, rompiendo zapatos de esos caminantes que se tambalean como borrachos en tanto caminan por las mismas. No obstante, quienes deben velar por tenerlas bien arregladas se hacen de la vista gorda. Es que andan en lujosos vehículos con vidrios oscuros para que nadie los vea. Empero, gastan el dinero del pueblo arreglando calzadas de ciertos tipos riquísimos, con buenos negocios, debido a que son sus compinches, hombres poderosos, potentados.  Hasta adoquines les ponen en vez de colocarlos en el Parque Duarte. Sin embargo, aquí hay centros de estudios que tienen gran oscuridad, poniendo en peligro a los estudiantes con robos y violaciones como en efecto sucede con frecuencia. Además, algo similar acontece con la principal avenida de Macorís, la Caamaño Deñó, desde la entrada y salida del pueblo, pues en toda su longitud ella se encuentra sin los bombillitos “cocuyos”, así bautizados por la población por la poca luz que emiten.
    La mayoría de los comunicadores locales de radio y televisión, también la prensa escrita, lo presencian en silencio. Callan porque temen perder los anuncios que les dan, igualmente las prebendas que reciben. Saben perfectamente en donde rascarse. Son tan adulones que dan lástima. En cambio yo, que soy independiente, mi blog no tiene anuncios de nadie, un caminante con dignidad, odiado, escribo lo que deseo, desde luego con ética, sin tratar de ofender a nadie, siempre apegado a la verdad. Y cuanto hago recorre el mundo, no las comunicaciones del patio que apenas pasan el Puente Higuamo, muriendo de forma indefinida. El 15 de Diciembre 2010 se cumple el décimo quinto aniversario del fallecimiento del siempre recordado amigo, Miguel Alfonzo Mendoza (‘Piris’), periodista incorruptible, historiador, profesor, que de seguro daría con furia por variados medios cuanto está sucediendo en nuestro amado Macorís.          
05/12/2010 18:46 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


'AH WIKILEAKS QUE HA DADO SUSPENSO'

 

        

Por Bernot Berry Martínez    (bloguero)

 

    Los miles de cables secretos de las embajadas norteamericanas en todo el mundo dados a conocer por la empresa sin fines de lucro llamada WikiLeaks, cuyo fundador es el australiano Julian Assange, ha creado una especie de maremoto en la prensa internacional. Actualmente no hay medio informativo que no hable de ellos, desde los famosos periódicos Le Monde de Francia, El País de España, el norteamericano New York Times, El Mercurio de Chile, El Clarín de Argentina, etc. Todos se han dado banquete con tales cables diplomáticos, muchos conocidos por quienes investigan de manera incesante esas indagaciones, esencialmente los intuitivos periodistas matemáticos que saben más que un lápiz.

    La realidad es que todo esto tiene en jaque a los norteamericanos, los cuales están perdiendo la confianza de sus “aliados”, a los que viven acechando como leopardo a posible víctima. Una vez más se demuestra que los gringos no creen en nadie, ni en ellos mismos, ya que es muy conocido que la triste y terrible CIA vigila a toda la población de Norteamérica, y con seguridad a todos quienes vivimos en casi todo el planeta Tierra. Incluso poseen sofisticados aparatos para apoderarse de cuanto se escribe en computadoras, se conversa y mensajes mandados por los celulares.   

    El que desea enterrar su cabeza entre el suelo, igual a un avestruz, es el simulador Presidente de los EE.UU., el mulato Barack Hussein Obama 2do., a quien ese puesto le ha quedado demasiado grande, viviendo haciendo travesuras para engañar a tontos. Su encanto a las hambrientas pobres masas (más de 50 millones de personas) se le están yendo a pasos agigantados. Varios articulistas de fuste le han pedido que se prepare a renunciar, igual que a la Secretaria de Estado, la Sra. Clinton. Pero ninguno tiene vergüenza para hacerlo, y mucho menos Hussein Obama, el cual no quiso devolver el Premio Nobel de la Paz que le dieron a sólo tres meses de estar en la Presidencia. Es que no tiene vergüenza porque cuando se lo dieron los judíos--yanquis lanzaban cantidad enorme de bombas sobre la pequeña Franja de Gaza, haciendo una matanza fabulosa de palestinos en pleno Siglo XXI. Eso es cuanto se llama un real holocausto. ¿Acaso se les olvidó a los apátridas israelíes lo que los nazis les ocasionaron por mandato de su denominado dios Jehová? Después que no lloren, porque “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”.  

    El Sr. Julián Assange, de WikiLeaks, publicó esas comunicaciones de las embajadas yanquis porque de esa forma se lo dictó su conciencia de excelente comunicador. No es ningún traidor, al contrario es para muchos un héroe, digno de recibir un  gran premio de la legítima Prensa Internacional. Lo quieren en Suecia por asunto de politiquería. Los decentes colegas de todas partes deberían defenderlo, pues poco a poco nos van quitando el sagrado Derecho a la libre Expresión. Los Reporteros Sin Fronteras, RSF, lo defienden cual es lo correcto.

    Ahora bien, hay ciertos periodistas que han señalado en sus columnas que los verdaderos filtradores de tales cables son los asesores del Presidente Hussein Obama. Éste, con su irónica ridícula sonrisa los felicitó. La administración de Hussein Obama lo hizo para desviar a los estadounidenses de sus tremendos problemas económicos, asimismo para dañar la reputación de los Republicanos. Se recuerda que ya Hussein Obama derrocó al gobierno electo de Honduras, el de Zelaya, tratando contra el de Bolivia, igual con el del Ecuador, fallando por poca cosa contra ambos. Pero ojo: estas conspiraciones continuarán con mayor intensidad. Los buitres poseen gran paciencia, igual que los curas pedófilos jesuitas.

    Ahora Hussein Obama y su gente quieren echarle la culpa de la filtración de esos documentos a un infeliz soldado. Es que la soga siempre se rompe por lo más delgado. Y ese pueblo norteamericano es de estúpidos, siempre acepta cuanto le informa la Casa Blanca. Ellos no protestan, ni hacen huelgas como en otras naciones. Sin embargo, ¿hasta cuándo soportarán tantas injusticias?                          

 

bernotberrym@homait.com

09/12/2010 09:24 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

¡EL HECHO QUE SALVO LA HONRA DE UN PUEBLO (Anécdota)

 

Por: Bernot Berry Martínez (bloguero) 

 

Fecha :  10 de Enero 1917. 

Hora   :  Próximo al Mediodía.

Lugar  : San Pedro de Macorís, Rep. Dom.

 

    Durante aquella mañana gris por todo el pueblo trotaba una vil noticia: “¡Los americanos están desembarcando, los americanos están desembarcando!”,... Por eso numerosas personas, adultas y adolescentes, fueron a indagar al muelle de madera --muchas se guarecieron en sus moradas por cuanto pudiera  suceder--, mientras otras se quedaban en las esquinas de las calles haciendo burlas sobre aquellos  que días atrás habían jurado enfrentar a los que manchaban el suelo patrio y que en esos instantes por parte aparecían ( “los yanquis no vendrán a Macorís porque  saben que les pegaremos fuego a sus ingenios”/ “daremos ejemplo al país”/ “no entrarán como perro por su casa”/ “nosotros tenemos pelo en pecho, ya verán esos jipatos”/ “que se atrevan a venir pa’ que vean candela, candela por toa parte”,... eran algunas de las variadas frases que corretearon sobre las polvorosas vías del pueblo cuando comenzaron los rumores en la capital de que los norteamericanos se preparaban a ocupar la provincia macorisana.   

    Entonces, corriendo más deprisa que los curiosos y apretando con sus muñecas el holgado pantalón donde ocultaba objetos de inmenso valor, un jovenzuelo de 17 años, con su mente saturada por ideas nacionalistas, fue abriéndose  paso   con  cierta   dificultad  hasta  llegar  al puerto. Ahí  contempló   unos   barcos  grises,  costaneros, de  donde  continuaban  desembarcando  los forasteros. Su mirada se llenó de rabia e indignación al notar que los criollos estaban completamente indiferentes ante aquel espectáculo ultrajante, humillante, ofrecido por un coloso país contra una pequeña nación caribeña. Entre los primeros soldados que vio buscó oficiales. Pero no los encontró. Preguntó a uno de los mirones si entre los guardias extranjeros no había visto algún militar de alto rango.

    --No, muchacho, los oficiale superiore partieron pal pueblo, dique pa la Gobernación --le respondió el hombre.

    Dicha contestación le molestó mucho. Estuvo a punto de volver sobre sus pasos, de dejarlo todo, de aceptar aquella horrible indignación como todos lo habían efectuado, principalmente los jefecitos de Macorís, quienes comandaban a los grupos de combatientes que previamente formaron con el propósito de rechazar al invasor, pues esta provincia y la seibana  eran las únicas que todavía los interventores no controlaban totalmente.

    El joven miró el firmamento. De las alturas le pareció percibir un pensamiento duartiano (“La Patria ha de ser libre de toda potencia extranjera o se hunde la isla”) Sonrió. Enseguida fue que le vino la idea, ocurrencia que le pareció suicida, empero que alguien debería sacrificarse como ejemplo perenne. Acarició la culata del revólver que tenía oculto entre su ropa. Entonces, reconociendo que moriría en el hecho que pensaba realizar, extrajo de un bolsillo de su chaqueta un papel en el cual, apoyándolo contra un poste del alumbrado, redactando lo siguiente: “Muero, pero muero satisfecho porque es un acto de protesta contra la invasión de mi patria por fuerzas extranjeras. El escrito lo guardó entre el bolsillo. Siguió observando    atentamente   a   los  soldados   que   estaban encima del muelle, siempre buscando al ansiado oficial, así como también un yate, ‘El Patria’, el que se hallaba al servicio de las Aduanas del país. Y así, buscando  cuanto  anhelaban  sus  ojos  negros y brillantes distinguió frente a una grúa, sentados alrededor de una mesa, conversando, comiendo y bebiendo, un grupo de militares que por sus portes, uniformes e insignias, consideró que eran dignos de recibir lo que él anhelaba brindarles. Por eso volvió a sonreír. Entonces fue que sacó su .32 y gritando “¡Viva la República Dominicana! les envió aquellas cinco descargas que celosamente aún guardan los enfermos manglares del Río Macoríx.

    Escuchó gritos de dolor conjuntamente con el tic-tic del martillo del disparador, señal de que las balas en el cilindro se agotaron.

    Los barcos sonaron sus clarines, llamando a zafarrancho de combate. Militares y civiles corrieron de un lado para otro. Reinó la confusión. Sólo el joven, sonriente, el revólver humeante en su diestra, contemplando hacia donde había disparado, se encontraba tranquilo. Pero rápidamente, quizá por los gritos de mandos, abandonó tal actitud, parapetándose detrás de unos bultos cercanos los cuales sirvieron para su defensa, pues soportaron las descargas que muy pronto hicieron desde las embarcaciones y otros lados contra él los soldados estadounidenses.   

    Un conjunto de hombres y mujeres que hacían chistes picantes en la famosa ‘esquina caliente’ de la Presidente Henríquez, impasibles al acontecimiento, corrieron desesperados en busca de protección al escuchar los fuertes estampidos porque creyeron que se estaba combatiendo por el puerto. Lo anterior me lo contaría mi madre, que siendo una jovencita lo recordaba bien, además su familia vivía en la indicada vía. 

    Sí, hubo terror en la ciudad. Numerosas puertas y ventanas fueron cerradas rápidamente.  

    Por los contornos del muelle zumbaban plomos por todas partes. Las personas, tiradas en el suelo, cubríanse con sus manos los oídos y apretaban sus dientes. Intenso era el olor a pólvora durante aquel tremendo ruido.

    El joven trató de introducir más balas en el arma de cinco  tiros,  propiedad  de  su  empleador. Sin embargo le fue imposible: no entendía bien su mecanismo.

    A pesar de que los proyectiles le cruzaban muy próximo, zumbándole, llevándose trozos de los paquetes, extrañamente no había sido herido. Empero, con prontitud se aseguró que debía salir de allí, detrás de aquellos bultos, que no podía perder más tiempo. Y por tanto, blandiendo en alto el vacío revólver, voceando “Viva la República Dominicana”, con rapidez abandonó ese sitio. Y agazapado, corriendo con toda la velocidad que le proporcionaban sus bríos juveniles, mientras plomos de variados calibres pasaban por su lado sin siquiera rozarle (“eh, me encontré dentro de balas zumbadoras, como si estuviera dentro de un colmenar de abejas”, contaría más luego el joven a las fuerzas guerrilleras comandadas por el olvidado general Vicente Evangelista, “Vicentico”), fue alejándose del gran peligro.  

    --¡A Consuelo, básiga, donde Chachá! --alguien le voceó, haciéndole recordar que el general Goicoechea, alias ‘Chachá’, estaba preparando unos combatientes por la cercanía de dicho ingenio para hacerle frente a los norteamericanos.   

    Tomó la calle Naranjito, hoy Hostos. La gente le miraba con gran asombro. Una mujer, con un lío de ropa en las manos, le gritó: “Que  la Virgen de la Altagracia  te acompañe, hijo, te acompañe siempre”.

    --¡Corre, muchacho, corre! --le voceó otra cuando llegaba por la calle Sánchez, vía que dobló deprisa, continuando su veloz carrera, en sus labios una tenue sonrisa--.   

    En tanto iba trotando con la rapidez que podía por la mencionada arteria, pudo contemplar que una quinceañera le mandó un beso, un obrero un saludo, un anciano una sonrisa, un abogado un desprecio.

    --¡Maldito, maldito!  --chilló rabioso el propietario de un burdel cercano, el puño amenazante--. Mas él prosiguió corriendo con el arma todavía en la diestra, satisfecho por haber cumplido con su deber nacionalista. Dobló por la antigua Toconal, actual Fello A. Kidd, bajándola completamente. Silentes, los moradores de esa barriada le observaron pasar jadeante, trotando sin mirar hacia atrás. Cuando llegó al final de esa callejuela el jovenzuelo buscó la protección de un monte, al cual los macorisanos llamaban “El Potrero de Mallén”. Allí, entre yerbas, arbustos y árboles se sintió más seguro, empero no dejó de trotar, haciéndolo más despacio, por lo cual fue calmándose a medida que se adentraba entre el tranquilo paraje.

    Él percibió la brisa oriental acariciar su rostro juvenil. Aspiró fuerte el aire montesino. Escuchó los alegres cantos de las aves que habitaban aquel recinto. Jadeaba, y sin embargo sonrió. Fue deteniéndose. Se sintió feliz. Casi rió a carcajadas recordando lo bien que todo le había salido. Se detuvo. Estaba bastante cansado. Se pasó la manga  de  su  chaqueta por la sudorosa frente. Miró hacia todas direcciones tratando de encontrar individuos. Y como a nadie distinguió, gozoso, con cierto orgullo sentenció:

    --¡Eh, hoy, sí, hoy yo hice historia!.

    Enseguida volvió a sonreír. Guardó el revólver entre su pantalón. Despacio, disfrutando el  verdoso panorama hasta donde alcanzaban sus ojos, de nuevo  volvió a trotar.

    Macorís iba quedando atrás. Numerosas patrullas le buscaban con la precisa orden de matarlo. El pueblo entero comentaba su acción, unos en contra y otros a favor. Pero sí poseían concordancia la de aquel licenciado que estafaba un cliente  almorzando en el ‘Hotel Saboya’ y la de un chulo del cafetín ‘El Paraíso’ ingiriendo un plato de sopa en la fonda de doña Friné. Ambos aseguraban, al unísono, la boca llena de comida: “¡Un loco, un pobre loco muerto de hambre!”  

    Contemplando desde cierta distancia al joven que continuaba  trotando,  saltando  alegre  mientras  pájaros y mariposas revoloteaban en su rededor, se le escuchó vocear: “¡Caramba, qué lindo es mi país,  qué lindo  es  mi país!” 

    Entonces fue que entre el viento movedor de las copas de los árboles, como las blancas nubes de nuestro cielo azul, llegó un coro de sublimes voces entonando el Himno Nacional Dominicano, porque la mancillada Patria había parido un nuevo héroe: Gregorio Urbano Gilbert*  

 

*Nota: Una parte de este trabajo fue extraído de la obra póstuma “Mi lucha contra el yanqui invasor de 1916”, nombre puesto por quienes la editaron al considerar que era más impactante, cambiando el apelativo original que fue “Viva la República Dominicana”, como le puso su autor, el internacionalista Gregorio Urbano Gilbert, considerándose un irrespeto a su memoria.   

 

 

 bernotberrym@hotmail.com 

12/12/2010 18:14 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'APOYEMOS A JULIAN ASSANGE'

                              

Por: Bernot Berry Martínez      (bloguero)

 

    Todo comunicador que se respete y tenga dignidad, también la sufrida población mundial, debe apoyar de manera firme las valientes denuncias realizadas por Julián Assange, fundador de WikiLearks, sobre los tristes y célebres cables diplomáticos de las embajadas norteamericanas en el mundo, demostradores de la doble moral de los gringos. Hasta de sus aliados más cercanos se burlan. ¡Caramba, cuánta desfachatez!  

    El pobre Julián Assange se entrega voluntariamente  en Inglaterra, y dicen estos monárquicos que lo detuvieron al encontrarse escondido en ese país. Ahora Julián aguarda si lo mandan a Suecia o a Norteamérica, naciones que pidieron su extradición, En el primero se halla acusado (vaya coincidencia) por un par de mujeres en asuntos sexuales. En el segundo lo piden para juzgarlo por traición, todo por divulgar esos cables comprometedores de su estúpida y obsoleta diplomacia. Debemos señalar que el Sr. Julián Assange es australiano, entonces,  ¿de cuál traición hablan los norteamericanos? La gente de Wikilearks no tiene culpa alguna de tales divulgaciones, ya que es una pequeña empresa sin fines de lucro para indagar precisamente cuanto esconden los enemigos de los hambrientos. Son periodistas matemáticos, es su trabajo, para eso estudiaron, y debemos agradecerles que estén de nuestra parte, los humildes, pues podrían encontrarse ganando muchísimo dinero con esos ambiciosos capitalistas sin consciencias, como lo están haciendo ciertos reales traidores ‘periodistas amarillos’, quienes mienten por todos los medios que les ponen como viejitas chismosas. Cobardes, son merecedores de ser guillotinados por confundir a los indefensos pueblos del planeta, ocultándoles la hermosísima verdad, poniéndosela detrás del arcoíris. Son caricaturistas de la comunicación’.      

    Claro, los yanquis anhelan efectuar cuanto los judíos le hicieron al pobre Jesús de Galilea, el Crucificado, solamente por llamarles hipócritas, estafadores del pueblo de hacer el bien. Empero, en el caso de Assange lo quieren realizar en el actual tiempo y con métodos distintos. Ahora bien, ¿saldrá vivo Assange de la prisión en que lo tienen? Todos conocemos de ciertas substancias que originan enfermedades en aquellos que las ingieren en comidas, aguas, refrescos, jugos, etc. Con cuanta tristeza veo a Julián, un hombre bueno, decente, de mirada apacible, peligrosamente encerrado por ingleses, verdaderos aliados de EE.UU., y del temible Husein Obama y sus asesores, los cuales se afirma fueron los filtradores de esos cables con fines de hacerle daño a los Republicanos, asimismo para que la gente olvide las enormes dificultades por las cuales atraviesa la economía yanqui. ¡Caramba, qué terrible eres Barack Hussein Obama 2do, que terrible eres! Por algo los iluminatis te prepararon y te llevaron a la Presidencia. Pero de nada valdrán esas artimañas, incluso de echarle la culpa a un infeliz militar, pues no podrán continuar confundiendo al pueblo norteamericano todo el tiempo, hace años que ya lo afirmó el gran Abraham Lincoln.

    Por tanto, colegas, igualmente ciudadanos comunes, humildes, a prepararnos en el campo que sea para defender a Julián Assange, enorme defensor de los Derechos Humanos, principalmente el de la Libertad de Expresión. No dejemos que lo asesinen.       

 

bernotberrym@hotmail.com

14/12/2010 18:50 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'LOS PARTIDOS PRD Y PLD'

                                                    

Por: Bernot Berry Martínez   (bloguero)  

 

    Realmente estas organizaciones politiqueras denominadas de la “Liberación Dominicana” como “Revolucionario Dominicano”, tienen podrido a este país. Son similares en todo, pues solamente quieren quitar del poder al que está para ponerse el otro. Es algo cíclico. Lo que dice el dicho ‘quítate tú pa’ ponerme yo’ se cumple a la perfección en tales entidades. Ambos son partidos de la derecha, pro-capitalistas, semejantes a los que estaban en Venezuela por tantos años, enriqueciéndose, la gente muerta de hambre, teniendo sus dirigentes hasta piscina en los altos pisos con fines de orgías... Fue entonces que vino alguien de las entrañas de la Patria y los mandó al carajo, tirándolos dentro de la letrina, lugar perfecto en donde debieron hallarse desde hace tiempo, igual que los de aquí. Pero la situación mundial siempre ha beneficiado al PRD como al PLD, asimismo la Iglesia Católica y sus aliados ‘Protestantes’. Tampoco debemos de olvidar a los EE.UU., país imperial que desde hace años nos tiene bien jodido. Pero todo esto terminará cuando aparezca un líder con pelo en pecho, apoyado por el pueblo, y conduzca el país hacia su real destino. Esto se halla a la vuelta de la esquina, así se vislumbra en lo internacional y correlación de fuerzas del ámbito nacional. Pero que los dominicanos no se hagan ilusiones con alguno de los partidos señalados. Éstos deben ser tirados en una profunda letrina llena de excrementos. Ese es su lugar.     

    Esos partidos mencionados fueron hechura de un patricio dominicano llamado don Juan Bosch, enorme escritor y político, quizás el más grande que ha dado la República después de Duarte. Sin embargo, igual a como Simón Bolívar dijo que había ‘arado en la mar’ por sus enormes esfuerzos echados por el suelo para obtener la Libertad de varias naciones y construir una gran nación, algo similar le sucedió a don Juan, ya que todas sus luchas realizadas para que esta país floreciera del inmenso atraso en el cual Trujillo lo dejó, cuanto recibió de su PRD fueron traiciones y zancadillas por todas partes. Hasta de parientes cercanos y dizque compañeros-compadres que puso a valer, por órdenes gringas se deshonraron por siempre. Y debido a tantas engañifas recibidas por personas expertas en ese arte durante la tiranía, no pudo con ellos, abandonando esa podrida organización repleta de pirañas, y afirmando que la misma había cumplido su misión, formó el de la Liberación Dominicana, PLD, con su color morado y la estrella amarilla. Una nueva esperanza comenzó a brillar sobre el firmamento de Quisqueya. Una lucha a muerte entre ambas entidades empezó por conseguir el poder político. No obstante, con el paso del tiempo, al morir sus líderes, también el temible Balaguer, entonces fue que se amplió la guerra sucia entre esos partidos. Se volvieron más derechistas y más corruptas. Los dos han obtenido el poder varias veces, desgraciando cada vez más a la nación. Los lumpen se enamoran de ilusiones prometidas. Nuestros votantes, con ligeras excepciones, son analfabetos, pedilones, borrachones, que siguen a sus dirigentes hacia la muerte misma si fuera preciso, vendidos por unos 500 pesos, botellas de ron, apretones de manos, sonrisas… Con eso traicionan a su país. Las buenas clases sociales se quedan estancadas y Dominicana no progresa, al contrario se sigue derrumbando dando tumbos por colina sin fondo.

    Estos partidos políticos son parecidos a los ‘Demócratas’ y Republicanos del Imperio Yanqui. Realmente no se sabe cuál de los dos son más crueles contra las naciones del mundo, todo para robarles sus recursos naturales. Ahora, gracias a Julián Assange y su Wikileaks, “ha puesto de rodillas al Imperio” como lo manifestó Fidel Castro en sus Reflexiones, terminando que “las ideas son más poderosas que las armas nucleares”.   

    Pues bien, dominicanos, no esperen que estos sinvergüenzas de lo indicados partidos llevarán a la República hacia buen camino. Sus promesas se los llevará el viento. Eso sí, prepárense por lo que viene, la izquierda al poder, ya que es tiempo de que cambie el rumbo derechista de nuestra nación. A las letrinas el PRD y el PLD. Fuera la democracia gringa de nuestra República. Pa’l carajo el mulato simulador y demagogo Barack Hussein Obama 2do.  

NOTA: Cuidadito con esas ONG. Se dice que la mayoría son pagadas por el imperio, como una cacareada "que se yo qué de ciudadanía".      

 

bernotberrym@hotmail.com 

 

 

18/12/2010 09:28 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'ESOS CABLES DE WIKILEAKS TIENEN TEMBLANDO A...'

                   

Por Bernot Berry Martínez  (bloguero)    

 

    La gran certeza es que los confidenciales cables de las embajadas de los Estados Unidos de América, EUA, averiguados por el valiente héroe de la comunicación, Julián Assange, hombre de testículos acerados, teniendo su vida en un hilo por los sicarios de la CIA, tiene a muchos ex y actuales funcionarios de distintos países con tremenda preocupación, principalmente a los de Dominicana. Se asegura que las farmacias de este país agotaron sus tranquilizantes, teniendo que procurar muchos más con prontitud para complacer demandas, e igualmente que las infusiones o brebajes de hierbas aromáticas (las de guanábano, manzanilla, etc.) no dan abasto para calmar a los muchos ex y burócratas gubernamentales de quienes estuvieron y ‘están en la papa’.

    ¡Vaya cosa grande que han realizados esos cablesgates ofrecidos por WikiLeaks a determinada importante Prensa Mundial!

    Los funcionarios dominicanos, tantos los que estuvieron cuando el PRD fue gobierno como los actuales del PLD, se hallan comiéndose las uñas, ya que podrían aparecer en cualquier momento en uno de esos famosos y serios periódicos (Le Monde, El País, New York Times, etc.). También se dice que casi no comen ni duermen, que con el paso de los días se van desesperando cada vez más, ya que solamente de nuestra nación hay unos 1.600 cables hablando sobre el país y de anteriores y actuales burócratas.

    Caramba, ¿cuánto estarán sufriendo los ex y presentes funcionarios de que vayan a salir en esa dinámica prensa internacional? Con seguridad se hallarán moviendo cielo y tierra, buscando toda clase de padrinos, incluso ofreciendo buenas prebendas a los jefes de las mismas con fines de no ser puestos. Pero esos periodistas no son como los de aquí, poseen ética profesional. Los de de nuestro país, claro exceptuando excelentes colegas, se venden como veteranas prostitutas, pues son amarillos por todas partes. Y los jefecitos, los que dicen cuanto debe ir y esconden las demás, viven muy bien, en hermosas viviendas con muchas comodidades, carros lujosos, sus hijos en buenos colegios privados, paseando con cierta regularidad con los gastos pagos a donde deseen, incluso a lejanas naciones. Hasta un tránsfuga diputado, mediocre locutor y peor comentarista, declaró poseer millones de pesos. ¿De dónde los sacaste, sinvergüenza?

    ¡Vaya vagabundería, carajo!          

    Empero, a las ex y actuales autoridades les aconsejo que beban los buenos vinos que puedan mientras tanto, todo pagado por el infeliz y engañado pueblo, ya que no existen verdades que se puedan ocultar por siempre. Ténganlo por seguro que las mismas saldrán. ¿Acaso lo dudan, ladrones del Erario, trajeados a la medida y con ridículas corbatas en este clima tropical?

 

bernotberrym@hotmail.com

24/12/2010 08:47 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'MÉTASE EN LO SUYO, SR. HUSSEIN OBAMA'

                       

Por: Bernot Berry Martínez  (bloguero)

 

    Uno ve sin asombro cómo el mulato Barack Hussein Obama 2do., Pdte. de los Estados Unidos de América, EUA, continuamente se mete en los asuntos internos de cualquier país del mundo. ¿Es que de veras se cree un real emperador del planeta y que cada nación debe respetar cuanto él quiera, como les aconsejan sus asesores cobra cheques?

    ¡Vaya, cuán equivocados están! Ahora Hussein Obama desea que Francia no le venda a Rusia varios portahelicópteros de la clase ‘Mistral’. Pero Nicolás Sarcozy le recordó que su nación es soberana, que le vende a quien le da la gana, porque ellos (los norteamericanos) así lo hacen. Y le puso los ejemplos de sofisticados armamentos ‘vendidos’ a Israel, Taiwán, Arabia Saudita, Corea del Sur, etc. Empero, la gran equivocación del arrogante Hussein Obama fue pedirle que Francia destruya sus armamentos nucleares porque ya no los necesitará al construirse el supuesto ‘Escudo de Misiles’ que protegerá a Europa de cualquier ataque sorpresivo. Pero el mandatario francés, que sabe más que el lápiz, le contestó que su Nación no puede deshacerse de sus armas nucleares de disuasión, dejándola a merced de cualquier enemigo, contando con unos misiles los cuales tal vez no sirvan o no se pongan a funcionar ya que los intereses pesan mucho a la hora de tomar alguna decisión comprometedora. Eso él lo sabe bien por la 2da. Guerra Mundial, y por Vietnam, y por Argelia,… Sarcozy no es del Partido Socialista Francés, una organización política al servicio de la llamada Internacional Socialista, institución dirigida por la CIA. Aunque él es de derecha, es bastante nacionalista, admirador de Charles de Gaulle, el gran general y estadista, varias veces Presidente de la República, real hombre de honor y dignidad.      

    ¡Bien por Nicolás Sarcosy! Así se hace. Lo felicito. Los gringos son cínicos por naturaleza, eso los caracteriza. Con ellos hay que tener gran cuidado. Son grandes expertos en el maquiavelismo, principalmente el hombre de la sonrisa falsa: Barack Hussein Obama 2do., “el encantador de serpientes” como bien señaló Fidel en una de sus recientes Reflexiones. Parece que Hussein Obama creía tener a Sarcozy sujetado como un títere porque lo complació varias veces. Sin embargo, el Presidente francés por fin se dio cuenta que lo estaba tomando de pendejo. ¿Habrá sido por los cables de WikiLeaks que se dio cuenta?                   

    Cuanto debería efectuar Sarcozy ahora es no estar de acuerdo con cuanto hacen los gringos en Irak, Afganistan, Pakistán y en otras naciones que los medios nunca han dicho, pero que WikiLeaks sí los conoce, pues Julián Assange se los entregó. Éstos tienen la palabra. ¿Los publicarán cual es lo correcto, para que los habitantes del mundo los conozcan? Este es el derecho de los pueblos.

    ¡Aguardaremos antes de continuar!     

 

bernotberrym@hotmail.com

 

 

26/12/2010 18:29 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

¡QUÉ BIEN, PARTIERON DOS INHUMANOS!

                          

Por: Bernot Berry Martínez    (bloguero) 

 

    Aunque lo correcto es respetar siempre a los difuntos porque todos cuantos vivimos los seguiremos con el trotar del tiempo (solamente aguardamos la llamada del general la Parca), pienso que al morir ciertos individuos perversos, asesinos, es correcto alegrarse sin ser hipócrita como podría ser lo contrario. Entonces, por lo tanto daño que ocasionaron a numerosas personas, principalmente de clase muy humilde, hambrientas, de ésas que casi ningún medio las recuerda por su condición social, la gente decente se alegra de sus partidas. Y debemos ser sinceros, escribirlo de manera pública cuando mueren tales individuos, sin importar las posiciones que desempeñaron. Sí, me parece que tengo la satisfacción de hacerlo sin el temor de cuanto podrían afirmar ciertas sanguijuelas que estuvieron pegados a ellos, pegadas como garrapatas, chupando del Erario Nacional.  

    ¡Vaya, qué bien se siente la Naturaleza cuando perciben que esos monstruos con apariencia humana entran a sus entrañas! A los mismos solamente les aguardan miles de hormigas rojas, carroñeras, que caerán sobre sus cuerpos putrefactos hasta dejarlos limpiecitos. Eso es lo que nos aguarda a todos. Entonces, ¿por qué ser tan malignos con sus semejantes, hurtando y matando a cuantos encuentren en su carrera política si en el fondo no se llevarán nada? Que sus familiares se beneficiarán de sus estafas y crímenes, eso es verdad, pero si éstos tuviesen un poco de conciencia los reprocharían y no estarían hablando mentiras sobre ellos, tratando de engañar a estos pueblos obtusos, ignorantes pero con mayoría llenos de bondad. De las familias que los perversos asesinaron y de sus hijos huérfanos, nadie los recuerda. Muchísimos son desconocidos, ignorándose en dónde fueron sepultados. Es que lo importante es estar bien con quienes tienen mucha fortuna  (“el dinero es la fuerza que mueve al mundo…”, como bien dijo el gran Napoleón, uno de los mejores estrategas militares que ha conocido el mundo).     

    Pues bien, lo correcto es celebrar las partidas de los ex presidentes Carlos Andrés Pérez y de su amigote dominicano Jorge Blanco, ambos de la “Internacional Socialista”, institución Socialdemócrata dirigida por la CIA, con mucha sinceridad, sin hipocresía ni lágrimas de cocodrilo. No debemos de fingir. Eso es cobardía de ‘cristianos’, de gente pendeja que dice temer a un supuesto dios dormilón que nada hace ni hará por los muchísimos desamparados del mundo, ya que nunca ha existido, todo es producto, una ficción creadora de los vividores ‘religiosos’ de siempre. Ya somos muy viejos para creer en cuentos, en mitología judía, en tener miedo a lo desconocido. Empero, nuestra ignorancia es inmensa.

    Estos dos sinvergüenzas asesinaron a numerosas personas, yendo después a las iglesias como si nada hubiese pasado. ¡Cuán simuladores eran! Fueron millonarios, esencialmente Carlos Andrés Pérez, el cual comenzó a matar desde que lo hicieron ministro de interior en el gobierno de Betancourt. Lanzaba a los izquierdistas desde helicópteros sobre la selva amazónica venezolana. En la presidencia fue que mató gente. Durante el llamado caracazo su guardia personal eliminó a miles de infelices caraqueños que protestaban por unos impuestos. Se escapó de su prisión domiciliaria. Era un fugitivo de la justicia venezolana. Los yanquis nunca lo mandaron aunque en varias ocasiones lo pidieron en extradición. No obstante esto es soñar, pues los gringos protegen a sus agentes. Carlos Andrés tenía grandes negocios por varias partes. En Miami, Nueva York, Dominicana, etc. En cuanto al otro, el tal Salvador Jorge Blanco –ambos fallecieron casi al mismo tiempo luego de una penosa enfermedad--, hizo uno de los peores gobiernos que ha tenido la Rep. Dominicana. Ha sido el único ex presidente de este país condenado por corrupción. Veinte (20) años le metieron entre las costillas. Pero no los cumplió porque un amigo suyo, Hipólito Mejía, cuando estuvo en el poder lo perdonó. Es que eran aves de la misma bandada. Cuanto no puede quitar Hipólito de la historia son los 20 años que el gobierno de Balaguer le impuso. Se recuerda que este Salvador Jorge Blanco mandó a matar a cientos de humildes padres de familia (más de 400) por protestar para que no firmara con el Fondo Monetario Internacional, FMI. Esta institución tiene bien jodido al país de Duarte y Luperón. Jorge Blanco y sus secuaces se inventaron toda clase de vagabunderías contra los izquierdistas. Incluso un supuesto ‘Comando de la Libertad’ que robaba y mataba. Vaya, a todos esos imaginarios integrantes los mataron en forma extraña, asimismo a varios de sus familiares. Pero todo se paga, es una Ley Natural. Ese traidor por dólares, millonario ahora, creador del ‘Comando de la Libertad’, tuvo una pérdida tremenda con un familiar cercano, volviéndose un alcohólico. Otros han fallecidos en trágicos accidentes. Queda uno muy enfermo. Le llaman el fantasma. En cualquier momento caerá. Las hormigas rojas lo aguardan con ansias… Y pensar que a estos asesinos y ladrones les hacen grandes homenajes al fallecer. Es que todos son iguales. Empero, el pueblo observa y aprende…  

    Cada vez admiro más al general y estadista, héroe de Francia, Charles de Gaulle, quien no quiso que le rindieran honores, habiéndoselo ganado con lauros, pidiendo que lo sepultaran en un ataúd barato.     

 

bernotberrym@hotmail.com

  

 

31/12/2010 13:03 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris