Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2010.

AL PRESIDENTE DE FRANCIA, NICOLAS SARCOZY

                                     

Por: Bernot Berry Martínez        (bloguero)

 

   El que subscribe, ciudadano francés con su certificado de nacionalidad de esa gran nación, con respeto le hace esta petición pública con la esperanza de que pudiera ser --¿por qué no, si todo es posible?—esperanzado que llegue a sus manos en poco tiempo, días, semanas, meses, años. También reconozco  que tal vez nunca le llegue.

    Monsieur President, soy una persona mayor que usted. Pertenecemos a clases sociales muy distintas. Usted jamás ha pasado cuanto yo he vivido y conocido. He transitado por muchas cosas, demasiadas para contarlas en este pequeño trabajo. Por tanto, me siento capacitado, asimismo en mi derecho, de ofrecerle nuestra opinión sobre variados asuntos, esencialmente acerca de la política internacional, ya que pronto hará una visita oficial a los Estados Unidos de América y se reunirá con numerosas personalidades de esa potencia imperial, principalmente con el Presidente Obama, un hombre astuto cual serpiente, quien con su sonrisa falsa practicada delante de un espejo, es capaz de engatusar a cualquier experimentado gobernante.  

    Ciudadano Presidente, Norteamérica es un país tramposo, de truhanes. Seguramente usted lo sabe bien. Por eso aguardo que no caiga entre las redes que ellos poseen para atrapar a pejes grandes. Si cae entre las mismas, sería peligroso para Francia. Los yanquis sólo piensan en guerras con la finalidad de hurtarles sus recursos naturales a los débiles países en los cuales ponen sus botas. Claro, en bandejas de plata le ofrecerán diversas peticiones, máxime de exigirle miles de soldados para sus guerras inacabables, infernales, destructivas de cuantiosos humanos. Es un país belicoso. Lleva en su vientre la matanza de millones de inocentes. Hasta la Alemania nazi le queda pequeña.   

    Francia ha participado en demasiadas contiendas por un nacionalismo que ahora nos parece absurdo. Ya son otros tiempos. Es increíble la cantidad de jóvenes franceses que murieron en esas guerras inútiles, las cuales sólo sirvieron para enriquecer a los potentados. Le recuerdo que el inmenso escritor Julio Verne manifestó: “Pobres soldados, creen que pelean por su patria, no saben que lo hacen por los grandes empresarios”.

    Cierto es, el gobernante debe proteger a su pueblo. Usted no debe colaborar con los yanquis en tales invasiones que tienen ya planeadas, aunque en otras cosas no bélicas sería excelente. El pueblo norteamericano es bueno, trabajador,  igual que la mayoría de los del mundo. Los peligrosos son los millonarios (sionistas la mayor parte), quienes anhelan dominar el planeta con un supuesto Gobierno Invisible, integrantes de “Los Iluminatis”. No pienso que usted pertenezca a esa temible organización secreta, aunque es sumamente rico. Le pido que busque la paz con todas las naciones. La vida es una, hermosa, y usted tiene en sus manos la forma de ayudar a tantos millones de desafortunados. No se deje embaucar por los yanquis. No hay nada mejor que la paz para la bella y cultural nación francesa, siempre y cuando no sea atacada por fuerzas hostiles. Los jóvenes franceses tienen el derecho de disfrutar de su juventud, jamás de matar y morir por una causa que no les beneficia, no les pertenece. Sea prudente, Presidente Sarkozy, medite en los jóvenes, ellos son el futuro del país. No existe algo más precioso que convivir en paz, cuidar a este planeta,  de socorrer a nuestros semejantes. Haga que los Estados Unidos de América se comprometan a dejar de enfermar a este mundo que heredamos de seres salidos de la mar. Ellos son los primeros en el consumo de narcóticos, también son el principal productor de mariguana, la cual quieren legalizar en California.  

    Norteamérica posee una población mucho mayor de 300 millones de habitantes. Es el país tercero más poblado del mundo, después de China y la India. Por tanto, tiene suficientes hombres y mujeres para hacer guerras contra varias naciones al mismo tiempo. Los norteamericanos se consideran el Nuevo Orden Mundial, substituto del Imperio Romano, igualmente del denominado Tercer Reich alemán. No obstante, cuanto sucede es que les gusta meter a otros en sus problemas, buscar acompañantes como sea, metiendo miedo, chantajeando. Pero “como todo tiene su tiempo bajo el sol” (lo dice Eclesiastés, libro de la Biblia), lo de Francia ya pasó, cual igual le acontecerá a Norteamérica pues todo es cuestión del paso de los años.

    Ciudadano Presidente Sarkozy, no se deje estafar. Piense en la juventud de nuestro país, nación que amo a pesar de la distancia, ya que mi padre fue un excelente colaborador de La Resistencia Francesa del gran militar y estadista, Charles de Gaulle. Mi progenitor hacía que sus hijos le rindieran honores, las manitas en el corazón, cuando él subía el estandarte tricolor con la Cruz de Lorena encima del asta de nuestra vivienda, en un pueblo lleno de fascistas.    

           

06/04/2010 17:00 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

HOY ES UN DIA ESPECIAL (Poema)

 

Por: Bernot Berry Martínez          (bloguero)

        NOTA: este trabajo cultural, igual a otros relatos publicados en mi blog, pertenecen a libros que he editado en Macorís, Rep. Dom., y se hallan registrados en la Oficina de Derecho de Autor como exige la Ley de este país, la 65-00.

 

 

          , impulsado por extraña sensación tú has

          venido a contemplar el mar.

 

          Estás sentado bajo sombra de cocotero, la

          brisa  acariciándote  rostro, admirando  la

          inmensidad  del  Padre  de  los  Mares,  El

          Caribe.

 

          Te sientes embelesado.

 

          Pero  algo  hay en  ti: profunda impresión se

          nota.

          Deseas olvidar cosas que ves, escuchas,

          padeces.      

 

          Y porque  hoy  es  día especial anhelas dejar

          atrás lo establecido:

          “vale quien tiene”,

          “la justicia se compra con dinero”,

          “con honestidad no se va al mercado”,

          “la mujer se vende al mejor postor”,...

 

          De veras: hoy no quieres recordar amigos

          idos en lucha por Humanismo.

 

                                                De vez en cuando debemos detenernos para

                                                reposar, animarnos, prosiguiendo luego  ese

                                                largo peregrinaje hacia naciente aurora.

 

          ¡Ustedes son  pocos, ellos muy numerosos! 

 

          Tal vez vendrá día en que tendrán muchedumbre

          gigantesca, y los  enemigos no sabrán  dónde

          esconderse: los  sacarán  hasta  debajo de  las

          piedras.

 

                                                 Mas hoy es día especial, de reposo, debes

                                                 olvidar la partida de tus padres, tíos fallecidos,

                                                 la ida a destiempo del hermano querido, 

                                                 personas que no quisieron escucharte,...            

 

                          Claro,  el  sendero  es  larguísimo, espinoso,

                          brumoso, caluroso, con soledad semejante a

                          cárcel-solitaria,  el   chivato   siguiendo   tus 

                          pasos, sentándose contigo, hablándote necedades,

                          contando a su jefe cosas absurdas que jamás

                          mencionaste  y  por  las  cuales podrían

                          buscarte, discutir, asesinarte (“matan hombre

                          en hecho confuso”, señalarían periódicos).

                                

 

                                         Calié: ¿a cuál espécimen inferior perteneces?

 

                                          Pero  hoy  es  día  especial. ¿Por  qué  pensar

                                          cosas tristes?

 

                                          Debes   aspirar   aire   marino,   suspirar,

                                          remembrar  hermoso  pretérito en escuela

                                          cantando: “no  digamos  jamás  la mentira,

                                          no engañemos a nuestros papás, que no hay

                                          cosa  más  bella  que un  niño, cuando  sabe

                                          decir la verdad”.

         

                          ¿Qué aconteció con el llamado “Continente

                          de la Esperanza?"        

 

          --¡América para los americanos! --gritó una

          vez un tal Monroe, desgraciándose

          Latinoamérica hasta el presente.       

 

                                              Mas todo tiene un límite.

 

                                               Sin embargo, hoy es día especial, de quietud,

                                               debes tranquilizarte.

                                               “La desesperación es mala consejera”, llegará

                                                a  tus oídos tan famosa frase, 

                                                repetida  de  manera  constante  por hijos  de 

                                                hombres desde generaciones.

         

          Y  nos hallamos como estamos porque lo

          pasado refleja presente.

     

                                                Cierto es: ¡poquísimos son los Mella!

 

                                Empero, hoy es día especial, tienes que

                                rebelarte contra tus pasos rutinarios.

                                Es deber tuyo, ineludible, contemplar la

                                Naturaleza. Perdemos perfección por no

                                armonizar con Ella.

  

                ¡La vida es una ecuación! (Reflexionemos).

   

                Pero repito: hoy es día especial, darás gracias

                al Arquitecto del Universo por tú apreciar 

                solemnidad del Mar Antillano. 

 

                                                  Atisbas gaviota volando hacia horizonte.

                                                 ¿Quién conocerá hacia dónde marcha?

                                                 ¿Irá buscando amor, esperanza, sosiego?

                                                 ¿Por qué se aleja de su bandada?

                                                 ¿Lo sabrá el viento, la mar, las juguetonas

                                                  toninas? 

                                                  La ves volando lejos, es punto blancuzco en

                                                  lejanía.  

                                                  ¿Estará vieja, cansada, y diríjese a su encuentro

                                                  con la parca?        

                                                  Si pudieras írtele detrás, ¡ay!, con certeza lo

                                                  sabrías, lo sé, te conozco tan bien.

                                                  No  obstante tu interior te induce hacerlo

                                                  (“puedes  efectuarlo,  volar,  perseguirla,

                                                  averiguar su destino”).                     

 

                      Te levantas. “¿Lo hago o no?",  preguntas

                       indeciso, temiendo lo ridículo. 

 

                                                               La meditación es fundamental.

 

                                                               --No, no puedo seguirla --dices--, debemos

                                                               respetar su decisión.

 

                         Vaya que sí, hoy  ha sido día muy especial,

                         pues por breves momentos te has apartado

                         del esbirro acechador, del amarillo

                         periodista, del antiobrero, de campesinos

                         sin  tierra, de reaccionarios, villas  de 

                         miserias, truhanes politiqueros,

                         sinvergüenzas, egoístas,

                         la corrupta sociedad,

                         retornando con nuevos bríos a combatir 

                         porque  nuestro  mundo sea  digno  de

                         humanos. 

 

                                               Heroica  es  tu  misión,  de  conciencia,

                                               macanuda.

          

                                               Te admiro: eres conocedor de riesgos.

 

                                               Reconozco que ustedes no son muchos, lo

                                               he dicho, pero también vuelvo a repetir que

                                               un  mañana  podrían ser como estrellas  en

                                               el Cosmos. 

 

 

12/04/2010 10:02 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


ESA CACAREADA CUMBRE NUCLEAR

 

 

Por:  Bernot Barry Martínez    (bloguero) 

 

    El presidente estadounidense, el mulato Barach Obama, ha finalizado en la capital del imperio, Washington --tal vez de forma “triunfal” para él--, la cacareada cima sobre “Seguridad Nuclear” del mundo. La misma fue realizada con varias docenas de naciones, algunas pocas con armamentos nucleares y otras con posibilidad de fabricarlos.

    No obstante, mirando que dos países con bastante eventualidad de obtener tales armas, si es que ya no las poseen (Irán y Corea del Norte) no fueron invitados a esa cumbre, a lo contrario amenazados públicamente por Norteamérica con ser atacados sino dejan de preparar esas sustancias con las cuales se preparan bombas atómicas. Y viendo –es un secreto a voces-- que Israel tiene numerosas ojivas nucleares con seguridad suministradas por su aliado mayor, EUA, y que su primer ministro --Netanyahu-- no asistió, la gente pensante se pregunta: “¿de veras fue un tremendo triunfo del imperio la muy propagada reunión por la mayoría de los medios de comunicación de masas?” Cierto, masivamente les dijeron a los pueblos del mundo acerca de tan famosa cumbre. Nos hicieron creer que nuestro moribundo planeta ya comienza a dirigirse hacia una paz duradera, cuando la gran verdad es que éste se encuentra a años luz de distancia de conseguirla, porque los hombres somos belicosos por naturaleza, lo llevamos en la sangre, en el ADN. Es que los más fuertes siempre han dominados a los más débiles, es una lógica que siempre ha existido y existirá, eso se pierde en el tiempo.

    Aunque soy un amante de la Naturaleza, del ecosistema, con un mundo más limpio para sus habitantes, me veo precisado por las tantas falsedades que rodearon a esa cumbre, de felicitar al Presidente francés, Nicolás Sarkozy, al manifestar en Washington: Francia no abandonará las armas nucleares, ya que de hacerlo pondría en peligro su seguridad“.

    Claro. Estoy con el Presidente Sarkozy al respecto, pues el mundo político está en cambio constante. Nadie sabe qué sucederá dentro de poco tiempo. El futuro se observa nebuloso, y parece que el Presidente de Francia conoce con franqueza cuanto le rodea. Si los Estados Unidos y otros estados tienen sus armamentos nucleares, ¿por cuál razón debe el pueblo francés quedar sin los suyos? Eso sería una tontería, ya que hasta el más estúpido sabe que ninguno de los países con armas nucleares firmantes en esa cima, dejará de continuar fabricándolas en secreto. Es que nadie confía en su vecino, sin importar los documentos que firmen. Y total, ya el planeta se encuentra muy enfermo por culpa de esas poderosas naciones, esencialmente los Estados Unidos de América. Ahora nos hallamos sufriendo la venganza de este otrora bello mundo.

    Entonces, míster Obama, ¿a qué se debe esa sonrisa suya con semejanza al del Emperador Romano Julio César, falsa, farisea, simuladora (le llaman el “Guasón” por aquel personaje sobre una película de Batman), con la cual trata de engatusar a los tontos, toda una comedia de sus comunicadores pagados, agentes, sumamente amarillentos?

    Deje eso, Presidente Obama, usted sólo engaña a ignorantes. Siga sonriendo con esa tremenda arrogancia que lo caracteriza. No crea que tiene a las naciones bajo las botas del imperio: un tremendo alacrán le podría salir. Recuerde al valeroso pueblo de Vietnam.  

 

15/04/2010 10:04 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'LOS POLITICOS DOMINICANOS Y HAITIANOS'

                  

Por: Bernot Berry Martínez          (bloguero)

    Los dominicanos y haitianos piensan que la gente metida en algo tan hermoso como es la Política, desea ver que éstas lleven a sus respectivas naciones hacia la ruta del progreso para contrarrestar la inmensa miseria en ambos pueblos. Pero, pobres, se hallan tan perdidas como aquel indefenso niño (el hijo del famoso aviador Charles Lindbergh) raptado del calor de su hogar por un delincuente que deshonró ser calificado de humano.

     Pues bien, desde que tengo uso de razón, con excepciones, claro está, esos políticos que han gobernados los señalados países, sólo lo han efectuado para ganar fortuna, vivir como príncipes, robándose con cara risueña cuanto producen en impuestos más los préstamos. Bueno, les llaman “políticos”, pero realmente son politiqueros, ladrones metidos en algo tan puro como es la Política, una ciencia para contribuir en hacer felices a sus compueblanos, no para engañarlos y estafarlos. La mayoría desconoce, no la han estudiado, algo tan bella cual es esa ciencia.

     Los reales políticos en estas naciones que no poseen dinero para comprar seguidores,  nadie les hace caso. Es que con la honradez no se alcanza ningún cargo electivo, y tampoco "se va al mercado". Entonces, uno medita que gran parte de la situación haitiana y dominicana, las tienen los propios electores, pues numerosos se venden a quienes les ofrecen mayor cantidad de dinero. Son tránsfugas de nuestra politiquería, la cual ha lanzado a esos pueblos entre un peligroso precipicio que jamás podriamos imaginarnos a dónde los conducirá, ya que el imperio norteamericano es quien decide. Realmente da pena ver a tantos descamisados corriéndoles detrás a esos turpenes montados en grandes vehículos llamados  ‘yipetones’, lanzándoles dinero, peleándose por esos billetes, despedazándolos, etc.

    La gran verdad es que tanto Haití como Dominicana hace tiempo que perdieron el rumbo de sus destinos. Ambas son naciones que están calificadas como fallidas. El narcotráfico se apoderó de ambas. Sus gobernantes sólo sirven para pedir, mientras ellos viven en la opulencia, tanto los de ahora como los de antes. Si usted averigua cómo viven los Duvalier en Francia, los Trujillo en Miami, Aristide en Sudáfrica, y muchísimos más --criminales la mayoría-- tanto en su país como en el extranjero, se dará cuenta que no estoy escribiendo disparates. Ahora mismo, con la tremenda tragedia haitiana, me hallol más que seguro que las dos partes se están beneficiando con la cuantiosa ayuda que desde el exterior les siguen mandando. Y mientras el pueblo haitiano sufre las consecuencias, ellos se benefician en grande. Y no es peor por la Fuerza de la ONU, o sería un un enorme desastre. Es que ambas naciones son similares. Con razón dicen que la isla es un pájaro con dos alas, que es algo inevitable que vuelen juntas. Cierto, son dos partes similares esos politiqueros. Y se tapan unos con otros sus grandes fechorías, incluyendo funcionarios, senadores, diputados, alcaldes, etc.  

    Por consiguiente, es una lástima que las autoridades del mundo no busquen a esos saqueadores de esas dos naciones, les quiten el dinero hurtado, los metan en las cárceles a trabajar, hasta que se mueran de viejos, para que sepan cómo el infeliz se la busca.

    Basta ya de echarles la culpa a otros por esos sinvergüenzas ladrones. ¿Acaso no conocen que se están haciendo cómplices con tales actos?

    ¡Atrás la cobardía!

    ¡Viva el Humanismo!                      

19/04/2010 20:05 Bernot Berry Martínez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

EL SUEÑO (RELATO)

 

 

Por: Bernot Berry Martínez         (bloguero) 

 

 

    Todo comenzó aquel día en que él, siendo aún niño, doce años, despertó sobresaltado por un terrible sueño que a su familia la hizo levantar deprisa de sus lechos (“fue una pesadilla, Pedrito, una pesadilla, le dijo varias veces su padre, sujetándolo por los hombros, la madre acariciando sus húmedos cabellos, los hermanos riendo bajito) Y el muchacho, su cara sudorosa, los ojos muy abiertos, asustadísimo, miró a todos, sin dejar al ronroneante gato cabezón que su hermana cargaba como muñeco de trapo.

 

    Sí, en esa forma le empezó. Desde entonces lo persiguió cual su sombra. Y con el mismo creció, desarrollándose en un joven delgado, tímido, nervioso en extremo, muy solitario.

 

    A consecuencia del gran problema buscó ayuda profesional (“mire doctor, eh, en cualquier momento se me aparece esa cosa haciéndome la vida imposible...”)

 

    El profesional le observó atentamente y de modo meditativo. Al ratito le aconsejó, señalándole con el índice:

 

    --Escuche joven, estudiando su caso con detenimiento le sugiero no hacerle caso. Rechácelo. Olvídelo. Recuerde que los sueños son sueños y nada más --le comentó aquel psicólogo de barba descuidada, mirada de triste can, en su consultorio repleto de certificados con fines tal vez de impresionar. 

 

    ¡Y Pedro sonrió a la vida!

 

    Empero el tiempo siguió trotando. La pesadilla continuó sus pasos. Corría junto a él rozando sus talones y pantorrillas, susurrándole horribles frases al oído, rodeándole de penumbras fantasmales, misteriosas, horrorosas. Sin embargo, él la contrarrestaba con los consejos que le ofreció el especialista: “los sueños son sueños y nada más”. 

 

    Y una  preciosa  mañana en la cual el  cosmos y  la mar se hallaban con tonalidad azulosa, las gaviotas y alcatraces sobrevolando la costa cercana al Malecón, en donde algunas personas estaban disfrutándola como también lo hacía Pedro, vino a ocurrirle lo que quizá nunca debió suceder.

 

    Cierto fue. Pedro iba caminando por la calzada que se halla junto al largo murito gris. Sus labios poseían una sonrisa porque admiraba el vuelo de un pájaro marino que exploraba despacio a escasos metros de donde él se encontraba.

 

    Entonces fue que sucedió. ¿De qué parte llegó, apareciendo ahí, destrozándolo todo? Tal vez no tuvo tiempo de imaginárselo y pudo ser que tampoco se lo imaginó. Pero en un instante hallábase sobre su cuerpo, tumbándolo, arrastrándolo, sintiendo un poderosísimo peso encima, oyendo que sus entrañas se rompían como galletas de soda, gritando fuertes gritos (“no le hagas caso...”), percibiendo un raro hedor que era mezcla de sangre, excremento, aceite (“recuerda que los sueños son sueños y nada más...”).

 

    Las radioemisoras anunciaron la noticia: ¡”Auto arrolla joven en Malecón!

 

 

24/04/2010 18:15 Bernot Berry Martínez #. sin tema Hay 2 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris