Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Y QUIEN ES EL BASTARDO?

                             

NOTA: Advertimos a los dogmáticos cristianos que no lean este trabajo. No es para ustedes. Son dictámenes muy distintos a sus creencias. Gracias.    

 

Por: Bernot Berry Martínez       (bloguero) 

 

    Lo cierto es que la vida se halla llena de sorpresas. Y aunque a veces no queremos meternos en complejísimos laberintos, uno debe proseguir cuanto le dicte su conciencia, su modo de ser, dar opiniones aunque la mayoría de la gente no la acepte porque en el fondo tienen miedo al qué dirán y al índice acusador. Asimismo a que desde que se hallaban en el vientre de sus madres, ya estaban percibiendo sobre lo que posiblemente leerán.

    ¿Saben ustedes que el Judaísmo, la religión que dejó el gran profeta Moisés para los hebreos, conocidos como el pueblo de Yavé o Jehová, con sus leyes, mandamientos, etc., asegura que Jesús --el llamado Mesías de los cristianos--, le llamaban y aún lo hacen, “El bastardo”, porque el nombre de su progenitor no se encuentra escrito en ningún libro judío acerca de su nacimiento?

    Claro, figurará María como su madre y posiblemente el carpintero José como su padre adoptivo. Pero del progenitor natural se ignora por completo. Debido a lo anterior es que nacieron ciertas fábulas realmente fascinantes y absurdas, las cuales solamente la pueden admitir esos infelices fanáticos que no ven más allá de sus narices.

    Debemos tener en cuenta que María era una hermosa doncella ( no más de 15 años), la cual quedó embarazada sin que sus familiares supieran de quién Empero, ¿lo hizo un rico judío por dinero a sus pobres allegados, algún oficial romano o un desconocido, tal vez un pariente cercano? Lo cierto es que sobre ese embarazo se ha escrito mucho. Existen versiones que tratan de explicar ciertos maestros esotéricos que involucran hasta que el padre de Jesús fue un extraterrestre. Entonces, ¿quién fue el real progenitor del ‘Vago de Galilea’, como con frecuencia le llamaban la gente que le conocía, principalmente sus vecinos? Esa es una interrogante misteriosa, difícil de resolver. Y es por eso que con seguridad se inventaron las fábulas del ‘espíritu santo’, con la finalidad de hacerlo algo divino. De esta manera ilógica, ellos, los ‘sabios’ arreglaron La Biblia, esencialmente el nuevo testamento ya que al viejo casi lo dejaron igual. Y aunque continúan arreglándola, pensaron que los seguidores de Jesús lo aceptarían de forma correcta, pues no existen personas más tontas que los fanáticos (están idiotizados), con principalidad esos seres vacíos que ansían que algo profundo llenen sus mentes para no perder la razón. De esta manera se convierten en dogmáticos adictos a una doctrina, en nuestro caso a las muchísimas sectas ‘cristianas’ existentes en el planeta, que dicho sea hace tiempo fracasaron, o sea que el llamado cristianismo naufragó de forma estrepitosa, quedando todavía algunas en estos desgraciados países, dirigidas por curas pedófilos y ‘pastores’ vividores, varios  lavadores de dinero del narco.        

    Los parientes de la joven María, reconociendo su embarazo sin estar casada, deseaban salvarla de ser condenada a la lapidación (matada a pedradas), castigo que aún utilizan ciertos musulmanes radicales. Ellos se la llevaron al carpintero José, que viéndola tan joven y hermosa no vaciló en hacerla su esposa. Y así comenzó todo, explicado por Lucas en su evangelio. Este Lucas era médico, culto, pero no judío, escribiendo en griego de oídas. Fue amigo de aquel judío-romano, llamado Pablo, terrible perseguidor de cristianos, haciendo que la plebe matara a Esteban a pedradas y a numerosos más.        

    Jesús tuvo varios medios hermanos, hijos de José y María. Se conocen los nombres de cuatro varones. Se ignoran los nombres de las hembras porque a éstas los judíos no les daban importancia. Es una lástima que Jesús no dejara ningún libro suyo, sino que otros lo hicieran por él. Se escribieron muchos textos sobre la vida de Jesús de personas que lo conocieron en vida. Pero la mayoría de ellos, incluyendo uno atribuido a María, fueron desechados. Esos libros son conocidos como apócrifos. Los ‘sabios’ solamente se quedaron con los cuatro evangelios, los cuales dos de sus autores no conocieron a Jesús. Relataron cuanto aparece en sus textos porque así se lo contaron, añadiéndoles tal vez un poco más. Igualmente los ‘sabihondos’, para completar el nuevo evangelio les agregaron varios libros más, principalmente cartas escritas por Pablo y Pedro. 

    En esencia, si aconteció lo del espíritu santo, o sea que Jehová se convirtió en hombre para penetrar su pene entre la vagina de María y preñarla para tener a Jesús el salvador de la humanidad, entonces estamos ante un acto de fornicación, debido a que ambos no estaban casados. En otras palabras Jehová mismo pecó al violar uno de sus 10 mandamientos. Desde luego, los mandamientos que aparecen en las computadoras, en el internet, no son iguales a las Biblias de antes. Los arreglaron a su manera. Es que los curas no desean que se sepa la verdad, sino mantener a la juventud en la total ignorancia.  

    Pero se equivocan. Cada día los pueblos marchan hacia la verdad que es luz más poderosa y brillante que la del sol.    

              

03/09/2011 19:29 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

bernotberry

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris