Facebook Twitter Google +1     Admin

'CUIDADITO, EVO, CUIDADITO'

                            

    Por: Bernot Berry Martínez        (Bloguero)

 

    Hace unos meses le hice al nativo (‘indio’) Evo Morales, un trabajo con ciertas alabanzas sobre el trabajo que estaba llevando a cabo en su país, Bolivia.

    Le manifesté que era para esa nación una gran oportunidad que un verídico indígena de tan sufrido territorio estuviera dirigido por un hombre como él, un amante de la madre Tierra, un real ecologista.

   Sin embargo, y se me hace doloroso escribirlo, estoy contemplando que usted se está alejando de su gente, de quienes lo llevaron a la presidencia. Y eso sí que está malo, Evo, hasta muy peligroso para la estabilidad de Bolivia.

    Realmente no me explico lo que está sucediendo. Pero usted no puede ir en contra de ellos (es como nadar contra la corriente) pues son quienes lo pueden quitar del poder o dejarlo en la famosa ‘silla de los alfileres’ por varios años más.  

    Usted siempre se ha considerado un hombre sumamente amante de la Madre Tierra. Entonces, Sr. presidente, ¿cómo puede permitir que se construya una ancha carretera entre un lugar sagrado para los nativos, vía que partirá en dos un enorme pedazo de ese territorio con grandes recursos naturales, los cuales son imprescindibles para su país?

    Es cierto que el progreso no puede detenerse porque así lo exigen ciertos “ignorantes nativos que no saben de nada”, como ha dicho determinada prensa comprometida, algo ridículo, ya que si alguien conoce sobre la Naturaleza son los indígenas.

    Y ya se habla de conspiración, algo que suena a chantaje, pues con frecuencia ciertos gobernantes de América del Sur lo están utilizando con demasiada frecuencia. Lo ven hasta en las sopas, algo similar a como lo hacían los extremistas derechistas durante la guerra fría con los llamados comunistas.

    ¡Caramba, como cambian los tiempos!

    Señor Evo Morales, llévese de su gente. Ellos conocen muy bien a la Madre Tierra, y usted lo sabe perfectamente. No los maltrate. Demasiados golpes y maltratos recibieron sus ancestros en los siglos idos. Y aún éstos siguen recibiéndolos.  

    Cuanto usted debería realizar es pedirles a los constructores de la posible carretera es que la desvíen unos kilómetros. Y aunque saldrá un poco más cara, todos ganarán.

    Bolivia es un país rico. No se ofusque, Sr. Presidente como ha sucedido con otros amigos suyos que ya piensan y actúan cuales reales seres imprescindibles.

      

 

27/08/2011 20:05 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

bernotberry

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris