Facebook Twitter Google +1     Admin

'ESE DOCE DE ENERO' (Poemita)

  

   Por: Bernot Berry Martínez               (bloguero)

 

          Qué triste era la situación de ellos.

    

          Una desesperanza en horizonte les había

          hecho bajar la guardia. 

         

          Una pregunta roía sus entrañas: ¿caerían

          con  la  vestimenta  del  combatiente

          abandonado? 

 

          Parecían  náufragos  andando  por  calles

          fantasmales, perseguidos por seres crueles,

          lisonjeros,   miradas   rencorosas  y  sin        

          conciencias.

          

          Eran cuatro pilares por un ideal que talvez

          jamás morirá.

 

          La oscuridad del anochecer se tragaba sus    

          angustias.

    

          Pero  vigilantes  hallábanse  esos  pajarracos       

          agoreros, picos curvos, insaciables de sangre,

          con  orden  suprema  de  encontrarlos  en

          cualquier escondrijo. 

  

          Y  los  detectaron. Y graznaron felices. Y

          realizaron vuelos rasantes.

           

          Ellos les vieron las odiosas vistas aceradas. 

    

          ¿Qué hacer? 

       

          Cansados de huir estaban.

       

          Percibieron que iban rodeándolos.

          La noche se hizo más oscura que nunca.

     

          Contemplaron estrellas en el cosmos.

 

          Sonrieron de manera franca, cuan lo hacen

          los valientes.

 

          Y  porque  no  encontraron  otra  alternativa, 

          prefirieron fundirse para emitir luz,

          iluminar senderos pedregosos.

         

          Desde entonces,  cuatro astros más están  

          brillando sobre esta isla ensangrentada. 

                       

 

 

 

08/06/2010 09:36 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris