Facebook Twitter Google +1     Admin

¿SE CAE EL IMPERIO YANQUI?

                           

Por Bernot Berry Martínez   (bloguero)

 

Cuanto se está observando en los Estados Unidos de Norteamérica (EUA), mejor conocido como “El Imperio”, es que su duración como potencia mundial va en decadencia rápidamente.

¿Y por qué?

Bueno, los entendidos en esa materia es que ya no es la de antes, la que se tragaba los vientos huracanados sin importar consecuencias: a base de cachonasos o dólares a politiqueros sinvergüenzas y militares asesinos, naturalmente apoyados por los altos religiosos que dominan las mentes de una gran mayoría que anhela vivir eternamente lo resolvían. 

Dominicana es un fiel ejemplo de lo que escribimos aquí. Nos invadieron en dos ocasiones, 1916, en donde se cogieron gran parte de la zona Este al robarles sus terrenos a pobres campesinos para dárselos a propietarios de ingenios azucareros y colonos cañeros, todo esto apoyado por el traidor a la Patria, el teniente Trujillo y sus matarifes. Ellos fueros quienes lo dejaron en el poder político de Dominicana, convirtiéndose en ‘el jefe’, rodeados de los criminales e intelectuales más selectos de la nación.  

Trujillo ascendió de manera meteórica de teniente a general de brigada en unos nueve o diez años. Fue algo asombroso. Claro, con la mediación de los yanquis. Y lo dejaron por un poco más de 30 años hasta que decidieron ejecutarlo porque se hallaban cansados de él. Así actúan. No tienen moral.

Si hay un país que ha sufrido demasiado con los norteamericanos es la República Domicana.

Y no voy a extenderme al Golpe de Estado a don Juan Bosch y sus consecuencias, el cual nos azaró para siempre. Jamás seremos una Nación libre, soberana e independiente como lo ansió el más ilustre de los dominicanos, Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria, creador de nuestra nacionalidad.  

Aquí, tanto ahora como antes, existen y seguiran existiendo demasiados traidores.  

Empero, los Estados Unidos se están derrumbando. Hasta la Naturaleza los está combatiendo. Se encuentran pagando el inmenso daño que les han ocasionado a débiles naciones para robarles sus recursos naturales. Ellos son los culpables de cuanto les está sucediendo. Y lo siento por muchos de ellos, buenas personas, decentes, inteligentes, que mucho aportaron al desarrollo de la humanidad. La culpa es de sus empresarios y los llamados ‘políticos’, como su hipócrita actual Pdte., Barach Husein Obama.   

Eclesiastés, para mí el mejor libro de la Biblia, lo sentenció hace unos miles de años: “Todo tiene su tiempo bajo el sol”.

Y muy cierto es, todo imperio tarde o temprano se desploma cual estatua de barro.

La hora cero se le acerca a yanquilandia.

Su inmoralidad se ha esparcido por el mundo.

Su hedor es casi insoportable.    

 


20/01/2014 10:22 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris