Facebook Twitter Google +1     Admin

'A UN MES DE SU ASESINATO'

20120105004844-arbol-1-.jpg

                             

 

 

Por: Bernot Berry Martínez   (bloguero)

 
20120105004844-arbol-1-.jpg

    Este 5 de enero del 2012 se cumplió el primer mes del crimen que conmovió al pueblo macorisano, esencialmente a los artistas en general y personas de alta cultura, a los amantes del ecosistema, de la Naturaleza, de la fauna y flora de nuestra sufrida Madre Tierra.

    Ese día 5 de diciembre, el alcalde de Macorís del Mar, Tony Echavarría, le hizo un gran regalo de navidad a su pueblo adoptivo asesinando de forma cobarde al Icono natural de esta ciudad, a su símbolo, derrumbando al Guaraguao del Parque Duarte, un árbol bicentenario, con más de 200 años, el cual miró encantado el crecimiento de nuestro pueblo hacia todos partes.

    Los amantes de la Naturaleza se asombraron de tan irrespetuosa vil acción, protestando entre ellos, sin nada hacer para impedirlo, haciéndose de una manera u otra cómplice de tan terrible maldad.

    Ellos, los del ayuntamiento local, dejaron que el pequeño hueco que extrañamente apareció en el bajo tronco del querido árbol, fuera creciendo sin que los denominados ingenieros agrícolas, incluyendo los funcionarios de foresta y medio-ambiente, hicieran algo por salvarlo, de conservarlo por bastantes años más.

    ¡Carajo, qué malos individuos son! Sólo les interesan los grandes sueldos que ganan sin nada hacer. Son inmensas botellas en un pueblo que se está cayendo a pedazos, lleno de basura, calles rotas, calzadas inservibles. Pero a ellos se le importa, principalmente al alcalde Tony, ‘el güirero’, quien lo toca sonriendo, enseñando los dientes, burlándose de un pueblo que ha ido perdiendo sus principios, su historia, todo. A quienes viven en Macorís (laz mayoría forasteros) no les importa nada que no sea bailar una música primitiva, muy parecida a la de la era cavernaria. ¿Es que hacia allá vamos?

   Me dejaron solo en lucha constante contra unas ‘autoridades’ incumplidoras de cuanto deben efectuar. ¿En dónde estaban las ONG, las distintas fundaciones que tanto hablan, las juntas de vecinos, los periodistas y comunicadores, los ciudadanos decentes, los religiosos, los denominados ecologistas, etc., los cuales se quedaron con los brazos cruzados mientras las mentes de las cavernas realizaron ese acto demencial? ¿En dónde se hallaba el Ing. Antonio Ramos, Dirigente de la Fundación Ecológica Oriental (SOECO), que tanta bulla hizo cuando el árbol Gina se derrumbó en el patio del Cabildo durante la administración del Lic. Nelson Gums? 

    Estamos entre un grupo de personas que aman el figureo por televisión y radio. Muchos lo hacen porque les pagan, otros a consecuencia de que son enfermos por verse y oírse por tales medios.

    ¡Cuánta mediocridad, carajo! ¿Y pensar que uno se encuentra luchando por este país desde el 1960, arriesgando la vida desde el trujillato?  

    En nombre de cuanto te quisieron, de quienes partieron, de mi amor por ti, oh Guaraguao de mi conciencia, te pido perdón por cuanto malos ciuidadanos de nuestro pueblo te hicieron al quitarte tu preciosa vida llena de historia.

    Es que la ignorancia es el peor de los pecados.  


04/01/2012 19:48 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris