Facebook Twitter Google +1     Admin

¿SE SUICIDO O ULTIMARON A 'PECHITO'?

                          

Por: Bernot Berry Martínez     (bloguero)

                        ¿Y la pistola?   

   Como la Rep. Dominicana está considerada como una nación fallida, muy especial, en donde suceden las cosas más increíbles y raras, llama la atención el supuesto suicidio del íntimo del hijo mayor del tirano Trujillo, ‘Ranfis’, el coronel Luis José León Estévez (‘Pechito’), ex esposo de la adorada hija del sátrapa, la Sra. Angelita Trujillo, quien supuestamente escribió un vergonzoso libro ensalzando al régimen de su padre.

   Lo extraño de este suicidio es que lo encontraron en su cama, vestido, sin zapatos, al lado del lecho varias maletas hechas, un novenario y varias cosas personales. Todo esto hace sospechar que ‘Pechito’ --el cual había escrito un artículo en un periódico local alabando el texto de su ex mujer--, se hallaba listo para levantarse rápido, ponerse los calzados, tomar sus maletas y sus cosas, como también el novenario e irse hacia donde se dirigía, fuera Miami u otro lugar. En cambio, con todo lo señalado preparado, puso dos grandes almohadones, colocó su cabeza sobre ellas y se pegó un tiro con su poderosa pistola que siempre portaba. Es algo que con seguridad llamó la atención a ciertos investigadores muy sagaces que posee nuestra Policía. Sin embargo, nada se investigó. ¿Por qué motivo? Es una interrogante que ningún medio se hizo, dio a conocer. 

 De inmediato se informó que ‘Pechito’ se mató por motivos desconocidos, tal vez depresivos. Y posiblemente así quedará su muerte para la historia, al menos que otras oscuras cortinas se abran a la luz.

  De acuerdo a un interesante trabajo del gran escritor peruano Vargas Llosa, dice el investigador narrador que se afirmaba que el ex coronel León Estévez pertenecía al Opus Dey, esa siniestra organización secreta que de manera fanática defiende a la Iglesia Católica. Conociendo cuanto fue su vida, entonces había mucha posibilidad de que era un sicario religioso, de los que matan por ganarse el cielo, no por dinero ya que era millonario. Porque, ¿cuál sujeto con tres dedos de frente, y con cierta cultura, no sabe que el Opus Dey elimina a ciertos enemigos de la indicada iglesia,  principalmente a los denominados Iluminatis o Iluminaros? Se dice que eso viene de siglos, de bastante tiempo atrás, antes de la existencia de la abominable Inquisición y de los genios astrónomos Copérnico y Galileo. Es larguísima tal contienda entre la ciencia y el fanatismo religioso, entre la luz y las tinieblas, del conocimiento contra la ignorancia. Desde luego, aunque el Opus Dey se mantiene fuerte, ha ido perdiendo poder: es que la iglesia se encuentra dividida. Ya existen muchos excelentes curas que están en contra del Opus Dey, pero se mantienen callados porque estos sujetos no juegan, eliminan a cualquiera por su fanatismo. Y la iglesia posee unos aliados llamados protestantes, numerosas sectas que viven de cuanto le dice un vividor denominado “pastor”.

 Los  iluminatis son científicos, avanzados técnicos, intelectuales, pintores, escultores, etc., los cuales se mueven como serpientes, introduciéndose en variadas instituciones como la masonería, los Rosacruces, las escuelas esotéricas, etc.  

  León Estévez fue un asesino-torturador del régimen trujillista. Después del derrumbe de los Trujillo, sólo pudo meterse en el Opus Dey para continuar en sus andadas. Por eso cargaba encima ese Novenario, para rezar por quien mataría o eliminó. Ellos rezan nueve días, pidiendo perdón al ‘Señor de los Ejércitos’ por haber quitado una vida. Era tan cruel que si se mató estuvo bien y si lo ultimaron mucho mejor. Empero, ¿acaso tuvo tiempo de rezar los nueve días para luego asesinarse?


29/06/2015 21:41 Bernot Berry Martínez (Turenne) #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris