Facebook Twitter Google +1     Admin

CUATRO POEMAS Y UNA PEQUEÑA BIOGRAFIA.

 

 

                         EL MENSAJE 

 

Por Bernot Berry Martínez  (bloguero) 

 

          Somos náufragos perdidos en desértico mar

          tenebroso.

 

          Por parte aparece ayuda.

 

          Parece que  no tenemos esperanza de

          contemplar tierra nuevamente.

 

          Nos acompaña soledad marina, candente sol,

          noches sin estrellas. 

 

          ¿Qué hay más allá del horizonte?

 

          ¿Por qué no avanzamos?

 

          Todo parece estático.

 

          Ni una gaviota podemos ver, admirar,

          envidiar su vuelo.

 

          De profundidad abismal son nuestras penas.

 

          El ambiente salitrado corroe las entrañas.

 

          Quizás olvidaremos meditar.

 

          No existe luz en lontananza.

 

          Angustia grande domina nuestros sentidos.

 

          ¡Cuán cruel ha sido este naufragio!

 

          Estamos desesperados.

 

          Nos morimos de sed.

 

          Con tinta sangrante van estas últimas letras.

 

          Cuánto trabajo ha costado escribirlas.

 

          Pero ya está realizado.

         Ahora, ahora lo introducimos en botella vacía                             

         y la dejamos flotar en la mar.

                       

 

 

                       MIS TINIEBLAS

 

 

          Hasta el presente ha sido imborrable la vez

          primera que te contemplé.

 

          Andando por mundo te llevo conmigo.

 

          Eres como mancha en piel.

 

          Es cierto que nos amamos con  loca  pasión.

 

          ¿Acaso  fue  causa de nuestra  separación  el

          querernos demasiado,  que nos  hizo decirnos

          adiós  en  la  estación  de  ensueños,  tomando

          cada cual su camino? 

 

          No    puedo   asegurarlo,   dama    soñadora,

          perseguidora de ilusiones,

          arañadora de falda montañosa por alcanzar     

          cumbre placentera.

 

          Somos tan disímiles.

 

          Hoy, después de muchos años sin verte, estoy

          sentado en el mismo lugar de nuestra primera

          cita, frente  al  Río  Macorix, testigo mudo de

          cuanto hicimos.     

 

          Repentinamente  rodéame  color  violáceo.

          Me  emociono.  El  corazón  late   deprisa.

          Desaparecen del estuario chatarras  que lo

          afean, volviendo aquel natural, silencioso,

          que ambos admirábamos  con  sublimidad

          en noches estrelladas.

 

          Entonces, cuan  diosa  del  río, hermosa,  a

          medio busto apareces tú, sonriente, el agua

          chorreando sobre el cuerpo brilloso, con tus

          sedosas manos llamándome.

 

          Me quedo tranquilo.

          No  acudo  al  llamado  para  abrazarnos,

          besarnos, realizar sexo apasionado.  

 

          El trabajo del subconsciente es algo efímero 

          en este caso.

 

          Por  tanto,  mientras  retorna  la  normalidad,

          atisbando vigilante gaviota, susurro: 

 

          --¡Los  años  pasan, pero  es  reconfortante

          memorizar bellos  momentos  vividos.

 

 

 

 

                       RETROSPECCION

 

 

          Me dolió tanto tu partida que jamás podré

          reponerme.

 

          Vives en mí.

 

          Caminé   de   lugar   a   otro   buscando

          reemplazarte.

 

          Empero, ¿con qué podría hacerlo?.

 

         ¿Quién escucharía cuanta tristeza  narraría?

 

          Llevo penas encima cual inmenso peso.

 

          De cuando en vez alguna sonrisa infantil

          alivia la carga,

          o canto del ruiseñor,

          vuelo de garza,

          lejano arco iris,

          brisa otoñada,

          crepúsculo de mi triste pueblo,            

          perfume del limonero,

          estrellas de nuestra galaxia,

          leyendo buen libro,

          pero  esencialmente  llenando  papeles  con

          palabras que hacen relatos, versos, tonterías

          que a pocos importa.

 

          Cierto, y así  va  pasando  mi vida,

          sin poder olvidar tu afectuosa mirada,

          voz amorosa dándome aliento en

          mundo espantoso.

 

          Terrible es conocer que tal vez fallé en

          mi deber.

 

          Caramba, si pudiera devolver el tiempo hacia

          atrás.

 

          Sí, estoy seguro que te hubiera hecho muy

          feliz,

          madre mía,

          fallecida en mis brazos

          el 4 de Enero de 1989. 

 

 

 

 

                          A MIS ABUELOS

 

 

          Como enorme desierto muchísimas veces he

          sentido inmenso vacío llenando mi ser.

 

          Preguntábame su causa. Empero, respuesta

          satisfactoria no llegaba.

 

          El instinto sobresaltaba.

 

          Agobiábase mi espíritu.

 

          Envidiaba solitaria gaviota volando hacia

          misterioso lugar allende mar caribeño. 

 

          ¿Qué pasaba en nuestro interior volcánico?

 

          ¿Por qué la soledad de náufrago?

 

          ¿Dónde llenaré tan gran vacío que de cuando

          en vez percibía taladrando mi existir?                       

 

          Trataba de acabarlo con amor de mujeres,

          sinceras amistades, principios morales,

          haciendo bien al prójimo,...

 

          Todo era inútil.

 

          Cuando menos lo esperaba,

          quizá riendo por algún chiste callejero o

          patrañas realizadas por politiquero, 

          el mismo aparecía con tanto ímpetu que

          reducíame a lo infinitesimal.

 

          ¡Caramba, su presencia era aplastante,

          poderosísima, abismal,

          realmente fabulosa! 

 

 

          ¿Qué era ese vacío para inducirme a la

          nada?

 

          Andaba largas caminatas para ahuyentarlo.

 

          Sin embargo, como lo informé, no se iba de

          mí. 

 

          Entonces, en noche estrellada,

          embelesado ante hermosura del cosmos,

          ví llegar desde su profundidad a cuatro   

          diminutas luces,

          fundiéndose en una sola,

          cayendo sobre mí,

          dándome baño celestial,

          tranquilizando mi taciturna alma marinera.

 

          Enseguida  comprendí  que  aquél  era

          consecuencia de mis desconocidos abuelos, 

          la falta de sus caricias,

          dormir en sus regazos,

          escuchar sus consejos.

 

          Y sonreí a los astros luminosos.

 

          Y desde aquel momento, bellísimo instante de         

           mi existencia,

           en cualquier sitio en el cual me          

           encuentro,

           presiento que ellos dirigen mis

           pasos, evitándome los pedregosos y                                 

           espinosos.              

 

           Por eso, gracias sinceras les doy, abuelos,

           al atender mis hondas súplicas,

           ayudándome a llenar el asfixiante vacío que

           endurecía mi vivir por no haberlos                   

           conocidos. 

 

 

 

 PEQUEÑA BIOGRAFiA DE TURENNE B. BERRY M. (Bernot).

 

 

    Nací en San Pedro de Macorís, Miramar, el 26 de enero 1940, en la calle Luis A. Bermúdez.   

    Soy domínico-francés. 

    Hice estudios primarios y secundarios en escuelas de Macorís. Mis padres me alistaron en la Marina de Guerra (Armada) en donde realicé diversos cursos técnicos, pero me vi envuelto en problemas políticos que casi me cuestan la vida, saliendo de la misma “Por propia solicitud” y baja ‘Buena’ porque los Trujillo habían salido del país y el pueblo bailaba en las calles.  

  Fui deportado por el gobierno de Balaguer hacia Europa (Francia). Desde allí recorrí distintos países europeos en donde sentí la peligrosa y terrible Guerra Fría en carne propia. 

    Estuve en la Marina Mercante en variados buques, conociendo distintas naciones. 

    Me gradué en Química de Petróleo en Fort Lauderday, Florida, USA, enrolándome en buque petrolero para luego pasar a otros a ganar más dinero y con mejores trabajos. 

    Leía mucho durante esos viajes, esencialmente textos literarios de los mejores escritores de antaño y del momento aunque ya lo hacía en la Marina Militar. 

   Como era el oficinista de la Planta Transmisora de la Marina que estaba cerca de Meteorología, no lejos de ‘Los Mameyes’, trabajando en ambas, aprovechaba para hacer volantes y otros documentos que estudiantes de la única Universidad de entonces, la USD, los mimeografiaban para después lanzarlos por distintas calles y parques. Era una Célula de unos cuatro o cinco jóvenes a los cuales, por precaución, no conocía, exceptuando a Luis Ibarra Ríos, amigo de la infancia quien me metió en eso.     

 Estudié Periodismo por correspondencia durante navegaba por la desaparecida Escuelas Panamericanas, haciendo distintos seminarios sobre el mismo y cursillos. No obstante lo esencial es la práctica diaria, que antes adquirí y más luego he continuado hasta el presente.     

 Realmente no me agrada contar esto, pues eso pasó hace tiempo y a mí nadie me obligó, ya queA la Patria no se le pasa factura”. Pero como algunos individuos están escribiendo “Sus Testimonios”, pienso que tengo derecho a manifestarlos, darlos a conocer, aunque gran parte de cuanto estuve involucrado no los escribiré: son secretos que los llevaré al más allá.  

  Me correspondía lanzar volantes desde el Parque Independencia hasta el Enriquillo. Era una labor peligrosísima. Hay que tener en cuenta que estaba en la marina militar y la dictadura de Trujillo eliminaba de inmediato a cualquier integrante de las Fuerzas Armadas que conspiraba contra ella, principalmente a los que no teníamos padrinos.  

  De nuevo vuelvo a señalar que quien me metió en eso fue el héroe y mártir de la Guerrilla del 1J4, del Frente Mauricio Báez, Luis Ibarra Ríos, caído en ‘La Berrenda’, Miches, junto a varios compañeros. Ambos estuvimos en la Academia Generalísimo de las hermanas Crime, escuela que se hallaba en la calle Mella de Macorís, frente a las ruinas del Teatro Colón. Allí realizamos algunos cursos y nos hicimos muy amigos. 

   Por Luis Ibarra escribo literatura, política, historia, etc., ya que fue él quien me metió en la cabeza que al tener yo acceso a una máquina de escribir podía hacer volantes y otras cosas, incluso que podría inventar sucesos acontecidos en la Milicia, una mezcla de verdades y mentiras. 

 El SIM se encontraba desesperado con tales escritos. Los calieses buscaban con desesperación la máquina de escribir, empero jamás pensaron que se encontraba en un pequeño recinto militar como la Planta Transmisora, en la cual había varios espías del M-2 vigilando como hienas a todos los que laborábamos en la misma.  

 Escribí en periódicos clandestinos como en el órgano del Movimiento 14 de Junio, ‘El 1J4’, dirigido por Ramón (Chino) Ferreras. Claro, en esos trabajos no aparecía mi nombre. Más luego lo hice en periódicos de izquierda. Ya en Macorís lo efectué en varios medios, como El Higuamo, El Macorix, El Coloso, El Macorís New York, El Mesopotamio, en la revista El Comercial y en distintos nacionales e internacionales.                                                                                                                            

  En relidad tengo bastantes años escribiendo, más de 50. Soy un individuo que ha pasado muchas vicisitudes, principalmente en mi adultez, ya que mi infancia fue más o menos feliz hasta que llegó la adolescencia, entonces todo cambió y me vi envuelto en la terrible realidad de la vida. 

  Soy miembro del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP; del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, SNTP, y de la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores, ADPE. 

¡Soy como soy!

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

11/05/2015 12:13 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris