Facebook Twitter Google +1     Admin

'ESTAS AUTORIDADES QUE NOS GASTAMOS'

Por: Bernot Berry Martínez (bloguero)
 
    Lo más grande en esta sociedad de “sálvese quien pueda”es ser independiente, no tener un patrón que pueda enviarte a la porra en cualquier momento, humillándote de manera profunda. Y lo anterior se cumple en todas las facetas de esta vida angustiosa, estresante, sin importar lo que hagas por ganártela honrosamente. Puede ser un obrero fabril u oficinista, algún empleado (a) de cualquier banco o trabajador (a) de una de las suntuosas tiendas-almacenes en las cuales venden de todo, hasta con farmacias y panaderías, cámaras por todas partes, y por cualquier cosa lo botan por un chisme insignificante de alguno de sus numerosos calieses que tienen vigilando a todo el mundo.
    Los patrones de Macorís son crueles, exceptuando varios que no voy a nombrarlos para que nadie crea que soy un adulón de ellos. En este triste pueblo absolutamente nadie podría decir que he ido a molestarlo, pidiéndole algún dinerito. Y si alguien informa eso es una falacia tan grande como el infinito Cosmos. Aunque no soy un santo ni pretendo serlo, respeto el Código de Ética del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP, del cual soy miembro desde casi su fundación, como también del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, SNTP, y de la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores, ADPE.  
    Ahora bien, debo aclarar que he ido a donde funcionarios de los gobiernos de turno, municipales y empresarios con alguna misiva nuestra para tirar la aventura de que compren libritos de los varios que he publicado con enorme hazaña. Aunque determinados de ellos lo han hecho,pagándome con prontitud, otros lo hicieron con meses de atraso, teniendo a veces que llevármelos porque no pagaban. Igualmente ciertos millonarios no los adquirieron, se negaron de forma rotunda a cooperar con la cultura como sucedió con aquel arrogante empresario radial, forastero, un infeliz que piensa tener “al mundo entre sus manos” a consecuencia de que puede chantajear a cualquiera por sus medios. 
   Este pueblo se halla lleno de campesinos, quienes privan en guapos (brutos). Muchos son “Motoconchistas” sin documentos, los cuales colocan sus vehículos atravesando las calzadas a modo de burros o caballos, teniendo el ciudadano de a pie que bajarse  hacia la peligrosa vía por donde están cruzando máquinas guiadas por algunos individuos que no respetan las Leyes del Tránsito. Estos conductores violan hasta la luz roja de los semáforos sin ningún sonrojo, riéndose de quienes las respetan mientras las “autoridades” no hacen nada para corregir tales sinvergüencerías.
    Usted observa las aceras dañadas, rotas, rompiendo zapatos de esos caminantes que se tambalean como borrachos en tanto caminan por las mismas. No obstante, quienes deben velar por tenerlas bien arregladas se hacen de la vista gorda. Es que andan en lujosos vehículos con vidrios oscuros para que nadie los vea. Empero, gastan el dinero del pueblo arreglando calzadas de ciertos tipos riquísimos, con buenos negocios, debido a que son sus compinches, hombres poderosos, potentados.  Hasta adoquines les ponen en vez de colocarlos en el Parque Duarte. Sin embargo, aquí hay centros de estudios que tienen gran oscuridad, poniendo en peligro a los estudiantes con robos y violaciones como en efecto sucede con frecuencia. Además, algo similar acontece con la principal avenida de Macorís, la Caamaño Deñó, desde la entrada y salida del pueblo, pues en toda su longitud ella se encuentra sin los bombillitos “cocuyos”, así bautizados por la población por la poca luz que emiten.
    La mayoría de los comunicadores locales de radio y televisión, también la prensa escrita, lo presencian en silencio. Callan porque temen perder los anuncios que les dan, igualmente las prebendas que reciben. Saben perfectamente en donde rascarse. Son tan adulones que dan lástima. En cambio yo, que soy independiente, mi blog no tiene anuncios de nadie, un caminante con dignidad, odiado, escribo lo que deseo, desde luego con ética, sin tratar de ofender a nadie, siempre apegado a la verdad. Y cuanto hago recorre el mundo, no las comunicaciones del patio que apenas pasan el Puente Higuamo, muriendo de forma indefinida. El 15 de Diciembre 2010 se cumple el décimo quinto aniversario del fallecimiento del siempre recordado amigo, Miguel Alfonzo Mendoza (‘Piris’), periodista incorruptible, historiador, profesor, que de seguro daría con furia por variados medios cuanto está sucediendo en nuestro amado Macorís.          
05/12/2010 18:46 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

bernotberry

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris