Facebook Twitter Google +1     Admin

'LOS POLITICOS DOMINICANOS Y HAITIANOS'

                  

Por: Bernot Berry Martínez          (bloguero)

    Los dominicanos y haitianos piensan que la gente metida en algo tan hermoso como es la Política, desea ver que éstas lleven a sus respectivas naciones hacia la ruta del progreso para contrarrestar la inmensa miseria en ambos pueblos. Pero, pobres, se hallan tan perdidas como aquel indefenso niño (el hijo del famoso aviador Charles Lindbergh) raptado del calor de su hogar por un delincuente que deshonró ser calificado de humano.

     Pues bien, desde que tengo uso de razón, con excepciones, claro está, esos políticos que han gobernados los señalados países, sólo lo han efectuado para ganar fortuna, vivir como príncipes, robándose con cara risueña cuanto producen en impuestos más los préstamos. Bueno, les llaman “políticos”, pero realmente son politiqueros, ladrones metidos en algo tan puro como es la Política, una ciencia para contribuir en hacer felices a sus compueblanos, no para engañarlos y estafarlos. La mayoría desconoce, no la han estudiado, algo tan bella cual es esa ciencia.

     Los reales políticos en estas naciones que no poseen dinero para comprar seguidores,  nadie les hace caso. Es que con la honradez no se alcanza ningún cargo electivo, y tampoco "se va al mercado". Entonces, uno medita que gran parte de la situación haitiana y dominicana, las tienen los propios electores, pues numerosos se venden a quienes les ofrecen mayor cantidad de dinero. Son tránsfugas de nuestra politiquería, la cual ha lanzado a esos pueblos entre un peligroso precipicio que jamás podriamos imaginarnos a dónde los conducirá, ya que el imperio norteamericano es quien decide. Realmente da pena ver a tantos descamisados corriéndoles detrás a esos turpenes montados en grandes vehículos llamados  ‘yipetones’, lanzándoles dinero, peleándose por esos billetes, despedazándolos, etc.

    La gran verdad es que tanto Haití como Dominicana hace tiempo que perdieron el rumbo de sus destinos. Ambas son naciones que están calificadas como fallidas. El narcotráfico se apoderó de ambas. Sus gobernantes sólo sirven para pedir, mientras ellos viven en la opulencia, tanto los de ahora como los de antes. Si usted averigua cómo viven los Duvalier en Francia, los Trujillo en Miami, Aristide en Sudáfrica, y muchísimos más --criminales la mayoría-- tanto en su país como en el extranjero, se dará cuenta que no estoy escribiendo disparates. Ahora mismo, con la tremenda tragedia haitiana, me hallol más que seguro que las dos partes se están beneficiando con la cuantiosa ayuda que desde el exterior les siguen mandando. Y mientras el pueblo haitiano sufre las consecuencias, ellos se benefician en grande. Y no es peor por la Fuerza de la ONU, o sería un un enorme desastre. Es que ambas naciones son similares. Con razón dicen que la isla es un pájaro con dos alas, que es algo inevitable que vuelen juntas. Cierto, son dos partes similares esos politiqueros. Y se tapan unos con otros sus grandes fechorías, incluyendo funcionarios, senadores, diputados, alcaldes, etc.  

    Por consiguiente, es una lástima que las autoridades del mundo no busquen a esos saqueadores de esas dos naciones, les quiten el dinero hurtado, los metan en las cárceles a trabajar, hasta que se mueran de viejos, para que sepan cómo el infeliz se la busca.

    Basta ya de echarles la culpa a otros por esos sinvergüenzas ladrones. ¿Acaso no conocen que se están haciendo cómplices con tales actos?

    ¡Atrás la cobardía!

    ¡Viva el Humanismo!                      

19/04/2010 20:05 Bernot Berry Martínez #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris